Protéjalos también: cuide a su perro de la ola de calor

Jadeo pesado y frenético, deshidratación, temperatura corporal alta al tacto, babeo excesivo y encías de color rojo brillante pueden ser señales de un golpe de calor.

Foto suministrada

La escena se repite una y otra vez: en pleno mes de junio y con la invasión de nubes del Sahara, miles de perros caen rendidos en el primer rincón fresco de sus hogares, junto a sus amados custodios.

Y aunque nadie los vea sudar como a los humanos, es crucial observarlos y ayudarlos. Sobre todo, porque no hacerlo podría ser fatal para ellos.

El A-B-C

Los perros tienen dos tipos de glándulas sudoríparas: las glándulas merocrinas y las glándulas apocrinas.

Las sudoríparas merocrinas funcionan de manera similar a las glándulas sudoríparas humanas. Estas se encuentran en las almohadillas de las patas de su perro y se activan cuando el entorno está caliente. Es por eso que puede notar huellas húmedas en el suelo durante los días particularmente calurosos.

Las glándulas sudoríparas apocrinas son diferentes de las merocrinas. Si bien los veterinarios consideran que son glándulas sudoríparas, su objetivo principal es liberar feromonas, no enfriar a su perro.

Estas glándulas se encuentran en todo el cuerpo de cada perro y lo ayudan a identificar a otros perros por su olor.

¿Por qué el jadeo?

El sudor juega un papel muy pequeño en el enfriamiento de su perro y, en su lugar, dependen del jadeo para controlar la mayor parte de su regulación de temperatura.

Cuando los perros jadean, evaporan la humedad de sus lenguas, conductos nasales y el revestimiento de sus pulmones, enfriándose a medida que el aire pasa sobre el tejido húmedo.

También dependen de la vasodilatación o la expansión de los vasos sanguíneos, especialmente en los oídos y la cara, para ayudarlos a refrescarse. Cuando los vasos sanguíneos se expanden, acercan la sangre caliente a la superficie de la piel, lo que le permite enfriarse antes de regresar al corazón y ayuda a regular la temperatura interna del cuerpo de un animal.

¿La piel contribuye?

Por otro lado, el abrigo de su perro en realidad actúa como un aislante. “Ese abrigo captura el aire para evitar el frío y mantener el calor durante el invierno, y para mantener a su perro más fresco cuando hace calor”, explica el doctor Jerry Klein, director veterinario del American Kennel Club (AKC).

“Por eso no deben afeitarse”, recalca. “La capa interna del pelaje es también la capa aislante del perro. Si se elimina el pelaje, hará que el perro sea susceptible al golpe de calor”.

Este último plantea riesgos críticos para los perros.

El golpe de calor es una preocupación seria para todos los perros, pero el doctor Klein advierte que es especialmente grave para las razas que tienen una nariz corta y una cara plana, como Pugs, Boxers, Bulldogs, Boston Terriers y French Bulldogs.

Debido a su anatomía única, estas razas no pueden enfriarse tan eficientemente como otras debido a la respiración y jadeo ineficientes. Los perros que han tenido un golpe de calor antes, los perros obesos y aquellos con abrigos oscuros también tienen un mayor riesgo de sufrir un golpe de calor.

El golpe de calor ocurre cuando la temperatura corporal de un perro aumenta y se sobrecalienta, y si no se trata durante demasiado tiempo puede ser fatal. Por eso, todos los dueños de perros deben ser conscientes de los signos de estrés por calor y golpe de calor.

Entre ellos, jadeo pesado y frenético, deshidratación, la temperatura corporal alta al tacto, babeo excesivo, encías de color rojo brillante, frecuencia cardíaca rápida o irregular, vómitos, convulsiones, temblores musculares, falta de coordinación (ataxia) y hasta inconsciencia.

Si sospecha que su perro sufre un golpe de calor o estrés por calor, retírelo del área cálida y llame a su veterinario de inmediato. Mientras tanto, puede correr agua fría sobre él en la bañera o poner una toalla empapada sobre su cuerpo.

Siempre mantenga la cabeza elevada y fuera del agua. Además, bríndele un poco de agua fría para beber.

Recomendaciones

Si su perro pasa tiempo al aire libre, asegúrese de que tenga acceso a la sombra y abundante agua limpia en todo momento.

Además, vigile la temperatura dentro de su casa para asegurarse de que sea lo suficientemente fresca para sus mascotas. Y nunca deje a su perro desatendido en un automóvil, ni siquiera por unos minutos, ya que las temperaturas dentro de un vehículo pueden subir rápidamente a niveles peligrosos.

No ejercite a su perro cuando hace demasiado calor afuera; en su lugar, hágalo muy temprano en la mañana o espere hasta el final del día.

Al aprender cómo los perros regulan su temperatura corporal, puede ayudarlos a mantenerse frescos, seguros y saludables durante todo el año.