Proteja sus ojos en el mes dedicado a su cuidado

Foto suministrada

En Puerto Rico, enero es el Mes del Cuidado de los Ojos, un tiempo para tomar conciencia y, si aún no lo has hecho comenzar a cuidar de ese valioso sentido de la vista. 

Si bien muchas personas usan espejuelos como remedio para ver mejor, otras muchas personas optan por usar lentes de contacto. De hecho, más de 45 millones de personas en los Estados Unidos usan lentes de contacto. Sin embargo, su uso puede aumentar las probabilidades de contraer una infección en los ojos, especialmente si los lentes no se cuidan de la manera correcta.

Tanto las personas que usan lentes de contacto como los proveedores de cuidados de los ojos cumplen un papel importante en el cuidado adecuado de los ojos. 

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), si sigue las instrucciones de su proveedor de cuidados de los ojos acerca de cómo usar, limpiar y guardar adecuadamente los lentes de contacto, podrá disfrutar de la comodidad y de los beneficios que estos ofrecen y reducir las probabilidades de contraer una infección en los ojos.

Los CDC recomiendan que practique los siguientes hábitos saludables para usar los lentes de contacto de modo seguro y proteger sus ojos:

  • No dormir con los lentes de contacto puestos. Se ha visto que dormir con los lentes de contacto puestos causa un riesgo 8 veces mayor de presentar una infección en los ojos.
  • Lavarse las manos. Lávese siempre las manos con agua y jabón antes de manipular los lentes de contacto. Séquese las manos bien con un paño limpio cada vez que vaya a tocar sus lentes de contacto.
  • Mantener los lentes de contacto lejos de todo tipo de agua. El agua puede introducir microbios en los ojos a través de los lentes de contacto. Quítese los lentes de contacto antes de nadar o meterse en el agua y evite usarlos mientras se duche.
  • Limpiar los lentes de contacto adecuadamente. Para limpiar los lentes de contacto, frótelos y enjuáguelos con una solución desinfectante para lentes de contacto —nunca agua o saliva— cada vez que se los saque.
  • Cuidar el estuche para lentes de contacto. Limpie el estuche de los lentes de contacto usando una solución para lentes de contacto —nunca agua— para frotarlo y enjuagarlo; luego vacíelo y séquelo con una toallita de papel limpia. Guárdelo boca abajo y sin tapa después de cada uso. Reemplace el estuche por uno nuevo al menos una vez cada tres meses.
  • Estar preparado. Lleve consigo un par de lentes de contacto, un estuche y solución adicionales, y anteojos de repuesto con su graduación actual, en caso de que tenga que quitarse sus lentes de contacto.