Proponen declarar servicios de salud como un servicio esencial

Foto: Visualhunt

Puerto Rico – El representante Ramón Luis Cruz Burgos radicó esta semana un proyecto de ley que propone declarar como política pública del Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico el reconocimiento de los servicios de salud como un servicio esencial. 

El Proyecto de la Cámara 1154 plantea que los servicios de salud deberían estar protegidos como dispone la Ley Promesa con los servicios esenciales. 

La medida plantea en su exposición de motivos que a pesar de que el sector laboral de la salud debe estar sujeto a la garantía de financiamiento público adecuado, este sector ha padecido de una grave crisis por las condiciones laborales resultantes de la austeridad impuesta por el proceso de quiebra del país. 

“La congelación de plazas vacantes, la pérdida de profesionales de la salud por la emigración, la poca competitividad de los puestos disponibles y los recortes en beneficios como días de vacaciones y enfermedad, entre otras razones, han empeorado las condiciones laborales”, mencionó Cruz Burgos en la exposición de motivos de la medida. 

Por otro lado, el representante plantea que tras la llegada de la pandemia del COVID-19, se agravaron las condiciones laborales del sector de la salud, por lo que es necesario identificar los recursos fiscales recurrentes para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores de este sector, mejorar los servicios médicos y recuperar los profesionales que necesita la Isla.

Por esta razón, Cruz Burgos propone que esta medida sea aprobada sujeto a la protección presupuestaria contra recortes y ajustes que afecten la prestación de servicios y que habrá de recibir la más alta prioridad en la evaluación presupuestaria y confección de planes fiscales del Gobierno.

De ser aprobada la medida, será prioritaria la revisión de escalas salariales, el reclutamiento de personal y la reapertura de puestos vacantes necesarios para subsanar la sobrecarga de trabajo que enfrentan los empleados de los hospitales del Gobierno de Puerto Rico.

Asimismo, establece que el Estado Libre Asociado de Puerto Rico reconoce el acceso a los servicios de salud y la prestación de dichos servicios como esenciales para el bienestar del País que no estarán sujetos a las estrictas medidas de austeridad como eliminación y congelación de puestos que ponen en precario las condiciones laborales del personal de la salud, por lo que ordenaría al Departamento de Hacienda de Puerto Rico y a la Oficina de Gerencia y Presupuesto realizar los ajustes presupuestarios correspondientes para cumplir con esta obligación.

Por otro lado, el Departamento de Salud y la Oficina de Gerencia y Presupuesto deberán rendir un informe anual sobre cómo se le da fiel cumplimiento a esta Ley para mejorar las condiciones laborales del personal de salud del gobierno y de prestación de los servicios, así como la retención de profesionales de la salud, conforme a los parámetros esbozados en esta declaración de política pública.