Proponen currículo de programación de computadoras y videojuegos en las escuelas

Foto: Visual Hunt

SAN JUAN – La senadora Nayda Venegas Brown radicó un proyecto de ley para ordenar al Departamento de Educación a crear un currículo de estudios de escuela elemental, intermedia y superior que incluya materias de temas de uso y manejo responsable de la tecnología; y de materias relacionadas al diseño y creación de programación de computadoras y videojuegos.

El estudio realizado por la ESA en 4,000 hogares de los Estados Unidos, demuestra que en 2018 el 75% de los hogares tienen algún artefacto que permite el acceso a videojuegos. “Es una realidad que ya forma parte de nuestra realidad como pueblo, pues recordemos que el acceso a videojuegos lo tenemos desde un teléfono celular, computadoras personales, consolas, juegos portátiles y hasta gafas de realidad virtual”, expuso Venegas Brown en la exposición de motivos del Proyecto del Senado 1311.

“Ante la realidad de que los videojuegos es una de las actividades preferidas por nuestra juventud, los padres, madres o encargados debemos estar motivados a compartir dicho pasatiempo con ellos. Sentarse a observar los videojuegos, aparte de ser entretenimiento y disfrute, sirve de supervisión para que estos accedan a entretenimiento y diversión apta para cada una de sus edades. Es parte de la responsabilidad y obligación que tenemos como padres y madres”, enfatizó la senadora autora de la medida.

Según la publicación oficial de la Asociación Americana de Psicología, Vol. 45, Núm. 2, de febrero de 2014, jugar cierto tipo de videojuegos provee enseñanza, salud y desarrollo de las destrezas sociales en los menores. Se ha comprobado que ayuda al desarrollo y desempeño en materias como ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Este desarrollo del pensamiento no fue encontrado al jugar otro tipo de juegos como rompecabezas y juegos tradicionales.

Por otro lado, la materia de videojuegos contribuye a la economía de la nación, con la creación de empleos, compensación económica a empleados, impuestos y contribuciones. En salarios o compensaciones, la industria de videojuegos pagó en 2016 aproximadamente 6 billones de dólares a sus empleados y contratistas en los Estados Unidos.