Propone moratoria sobre impuesto al inventario se pague con transferencia 1% del IVU actual

Foto archivo

San Juan –  El representante por acumulación Luis Vega Ramos propuso que el efecto a los servicios de los municipios resultante de una posible moratoria al impuesto del inventario a los comercios, ante la crisis provocada por el Covid-19, se sufrague mediante la transferencia de 1% de los 10.5% del impuesto estatal a ventas y usos (IVU).

“La propuesta de la Cámara para otorgar una moratoria al impuesto al inventario me parece un paso en la dirección correcta, sin embargo lo verdaderamente importante y la propuesta responsable es hacerlo sin afectar las ya delicadas finanzas municipales que son las primeras líneas de defensa ante la crisis. Mi propuesta consiste en transferir 1% del IVU estatal a los municipios, mientras dure la moratoria. Es el gobierno central el que debe hacer ajustes”, explicó Vega Ramos al anticipar que mañana miércoles presentará la legislación al Caucus de la delegación Popular y posteriormente radicará la pieza legislativa.

“Igualmente le solicitaremos una reunión de urgencia al Presidente de la Cámara, Carlos Johnny Mendez, para discutir la medida. Sé que abrirá un debate razonable sobre este asunto tan delicado”, añadió.

“Uno de los factores que ha incidido en los graves episodios de escasez de productos y bienes de primera necesidad en emergencias ha sido el mantenimiento de inventario reducido y limitado por parte de fabricantes, comerciantes y negociantes con el propósito de evitar tener que pagar grandes cantidades de dinero en impuestos municipales por concepto del impuesto a la propiedad mueble que actualmente es de aplicación al llamado inventario de productos y bienes destinados a la venta. Por años, se ha debatido sobre la posibilidad de eliminar dicho impuesto a la propiedad mueble, pero exclusivamente a aquella destinada a la venta por fabricantes, comerciantes y negociantes. Se argumenta que con la eliminación de dicha carga contributiva se promovería la existencia de un mayor inventario en todos los sectores comerciales del país, teniendo como resultado la posibilidad de precios más bajos para el consumidor, resultando estos del abaratamiento en la adquisición de los productos por los comerciantes al poder comprarlos en cantidades mayores. Igualmente, se aduce que la eliminación de dicho impuesto al inventario facilita el aumento en los abastos de productos comerciales en el país, lo cual sería una poderosa herramienta para combatir la escasez de bienes de primera necesidad en momentos de emergencia, pero no es menos importante que el llamado impuesto al inventario es una de las principales fuentes de ingreso de los gobiernos municipales, cuyos créditos van a sufragar operaciones y servicios esenciales que dichas instancias gubernamentales vienen obligadas a proveer a sus ciudadanos”, sostuvo el Representante Popular.

Vega Ramos anunció que además procurará una conversación con los alcaldes asociados y federados para atender sus dudas y preocupaciones ante la nueva propuesta.

El Representante aclaró que a solicitud de su homólogo, Luis Raúl Torres, incluyó una disposición para instruir al gobierno central que  ordene al gobierno central que recorte los gastos equivalentes a esos recaudos sin percibir de áreas o contratos que no afecten servicios esenciales, como por ejemplo,los millones en publicidad, concluyó.