Promueva la responsabilidad financiera entre los estudiantes

Foto: VisualHunt

Comenzó un nuevo semestre académico y con él la oportunidad de empezar a enseñarle a tus niños y jóvenes conceptos básicos de responsabilidad financiera. 

Tus niños son capaces de ir adquiriendo destrezas de manejo de dinero y ahorro desde el nivel preescolar. De esta manera, cuando estén listos para ir a la universidad, podrán contar con el conocimiento y las herramientas necesarias para administrar efectivamente sus recursos económicos. 

Para ayudar a los padres en esta importante tarea, la Asociación de Bancos de Puerto Rico (ABPR) comparte algunas recomendaciones esbozadas por la American Bankers Association, de acuerdo al año escolar de los niños. 

 

Preescolar a 2do grado

Tan pronto sea posible, abre una cuenta de ahorros para estudios universitarios. Durante la época navideña o para el cumpleaños del niño, los familiares pueden hacer una aportación al fondo educativo como regalo. 

 

3er a 5to grado

Lleva a tus hijos al banco para que conozcan cómo funciona la institución y aprendan sobre transacciones básicas como por ejemplo, hacer depósitos y retiro de dinero.  Puedes comenzar a darle una mesada a tus hijos para que vayan aprendiendo a ahorrar y gastar de acuerdo a su ‘ingreso’. 

Las alcancías son un excelente regalo durante este nivel escolar. Esto los motivará a ahorrar, ya que podrán ver el fruto de sus esfuerzos. Pueden tener más de una alcancía o jarra y dividirlas en: “Ahorrar”; “Gastar” y “Compartir” (para donaciones a entidades sin fines de lucro). 

 

6to a 8vo grado

Durante esta etapa, los chicos, siempre que sus padres estén de acuerdo, pueden comenzar a realizar trabajos simples que les ayuden a tener un ingreso. Estos pueden incluir el lavado de autos, el cuido de niños o tareas domésticas, ya sea en su propio hogar o en casa de familiares y vecinos, como por ejemplo bañar a las mascotas o cortar la grama del patio.  

Es buena idea llevar a los niños contigo cuando vayas al supermercado para que aprendan a comprar informados de acuerdo al presupuesto disponible. Incluya a sus hijos en el proceso de elaborar el plan financiero familiar. Esto los hará sentir parte integral de las finanzas de la familia y aprenderán a tomar buenas decisiones financieras.  

Asegúrate de que la cuenta de banco de tu hijo se ajuste a sus necesidades durante la etapa de la adolescencia. 

 

9no a 10mo grado

En esta etapa es recomendable que ambas partes -padres e hijos- comiencen a buscar información sobre becas y otros recursos disponibles para cubrir los costos de la universidad.  

Determinen juntos una meta de ahorros y establezcan un plan que les permita alcanzar la misma en el tiempo establecido. Recuerda que la misma debe ser lo más real posible y siempre de acuerdo a la realidad económica de la familia. Esto evitará frustraciones durante el camino.  

Si tiene un empleo, enséñele a preparar un presupuesto personal que le permita cubrir efectivamente sus gastos recurrentes y pueda ahorrar para sus estudios universitarios. 

 

11mo a 12mo grado

Es el momento perfecto para hablar sobre la importancia de tener un buen historial de crédito y sobre cómo evitar ser víctima del hurto de identidad. Estudia junto a tu hijo el material de referencia sobre las becas, préstamos estudiantiles, inversiones y planes de financiamiento para que esté mejor preparado para tomar decisiones sobre a qué institución educativa asistirá.  

Puedes sugerirles a familiares y amigos que aporten al fondo educativo del estudiante como regalo de graduación.