Profesores de UPR desarrollarán proyecto para tratamiento de cáncer prostático

foto: Cybernews

MAYAGÜEZ – Dos profesores del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) recibieron una subvención de 250,000 dólares de parte de la Fundación Nacional de la Ciencia (NSF, en inglés) para proseguir desarrollando un proyecto para el tratamiento de cáncer prostático.

Eduardo García, catedrático del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Computadoras e investigador principal de la propuesta, y Torres, catedrática del Departamento de Ingeniería Química y coinvestigadora de la novel propuesta, son los educadores que trabajarán en dicho proyecto.

Ambos catedráticos de la Facultad de Ingeniería del RUM utilizarán la subvención para darle continuidad al desarrollo de un calentador por inducción magnética en miniatura, instrumento que se utilizaría para el tratamiento de cáncer prostático, explicó el RUM en un comunicado de prensa este sábado.

Se trata de la primera dádiva que se otorga en Puerto Rico del nuevo programa Partnership For Innovation, de NSF, que aspira a que tecnologías que están en desarrollo en los laboratorios puedan escalar a nivel de comercialización, informó el RUM.

El proyecto, que inició hace seis años en el Centro de Excelencia de Investigación en Ciencia y Tecnología (CREST), ya cuenta con una patente aprobada el pasado mes de agosto.

Los coinventores de dicha patente son García, Torres y Jorge Castro, estudiante doctoral del Programa Graduado en Bioingeniería del RUM.

“Siempre que nos otorgan una dádiva, reconocen la dedicación y el talento que hay en el RUM de la UPR. Así que nos sentimos muy contentos y satisfechos por este logro”, dijo García.

“Igualmente, me complace mucho que esta propuesta es el resultado de una subvención anterior al CREST, también auspiciada por NSF, por lo que me llena de orgullo poder dar continuidad a esta iniciativa que comenzó bajo el Centro”, indicó.

Torres, por su parte, reconoció la ayuda económica para el proyecto que “va moviéndose a lo largo de ese proceso, y ponerlo un poquito más cerca de lo que es el propósito final del instrumento que son los pacientes y, con el potencial de que sea una manera novedosa en el futuro de tratar el cáncer”.

“También es un orgullo bien grande ser los primeros en recibir fondos en este tipo de propuesta en la isla, así que estamos abriendo caminos”, indicó la investigadora.

Para esta propuesta, los investigadores se concentran en el desarrollo de un instrumento transrectal de un calentador por inducción magnética en miniatura.

“¿De qué trata la terapia? Tenemos estas nanopartículas magnéticas que, si se exponen a un campo magnético de alta intensidad y de alta frecuencia, disipan calor que, bajo distintas modalidades, destruyen células de cáncer. Nosotros lo que hicimos fue desarrollar el aplicador en miniatura”, detalló García.

Actualmente, la aplicación clínica más adelantada la creó la compañía alemana MagForce, indicó García.

Agregó que el aplicador de campo magnético que tienen, es “una máquina bien grande”, del tamaño de una de hacer imágenes por resonancia magnética.

“La limitación de ese aplicador es el costo, el tamaño, y que no puede ser utilizado en pacientes que tengan implantes metálicos cerca del área que se va a tratar”, explicó García.

Agregó que el instrumento que desarrollan busca realizar el tratamiento en el tejido canceroso.

“En ese tratamiento, ahora mismo las partículas se inyectan directamente en la próstata. El dispositivo en el que estamos trabajando es para activar esas partículas. En otras palabras, se aplica el campo magnético, se calientan estas partículas que, entonces, matan directamente el tejido canceroso”, detalló García.

García, a su vez, dijo que estos cuentan con un prototipo laparoscópico, que estaba bastante adelantado en el prototipo transrectal, pero que con esta subvención, aspiran a terminar el dispositivo.