Primera transfusión de plasma a pacientes COVID-19 en Hospital San Juan

Es la primera vez en Puerto Rico que se lleva a cabo este procedimiento relacionado a la enfermedad del COVID19

foto: Cybernews

SAN JUAN – La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, anunció que el viernes personal médico del Hospital Municipal de San Juan hará la primera transfusión de plasma convaleciente, proveniente de un paciente curado de COVID-19 en un paciente intubado que padece el virus y que está hospitalizado en el Hospital Municipal. 

Es la primera vez en Puerto Rico que se lleva a cabo este procedimiento relacionado a la enfermedad del COVID19.

“Entramos en una nueva etapa, la de colaborar en los esfuerzos para identificar un tratamiento efectivo para el manejo y ayuda a los enfermos intubados que padecen COVID-19 al hacer, por primera vez en Puerto Rico, una infusión de plasma convaleciente en un paciente intubado en nuestro Hospital Municipal de San Juan”, dijo Cruz Soto en una comunicación escrita.

El plasma convaleciente es la parte líquida de la sangre que se colecta de un paciente que se ha recuperado de una infección, explicó la mandataria capitalina.

Señaló que el Hospital Municipal de San Juan fue el primer hospital en Puerto Rico en registrarse en el único estudio clínico, desarrollado en Estados Unidos, organizado por Mayo Clinic, para evaluar la efectividad terapéutica de la infusión de plasma convaleciente en contra del COVID-19.

De igual forma, el Hospital Municipal de San Juan es el primer hospital en Puerto Rico en administrar plasma convaleciente a un paciente infectado con COVID-19.

La alcaldesa indicó que “según los médicos, los anticuerpos presentes en el plasma convaleciente son proteínas que pueden ayudar a combatir una infección. El plasma convaleciente de COVID-19 solo se puede obtener de personas que se hayan recuperado de la enfermedad y sean elegibles para donar sangre”.

Según se ha explicado, para que una persona pueda ser donante de plasma tiene que tener un diagnóstico de COVID-19 documentado por una prueba de laboratorio molecular.

La persona tiene que estar sin síntomas de COVID-19 por lo menos 14 días antes de la donación y tener una prueba de COVID-19 negativa.

La alcaldesa agradeció al equipo de trabajo del Hospital Municipal liderado por el doctor Alexis Cruz, hematólogo/oncólogo y especialista en trasplante de médula por este esfuerzo en encontrar tratamientos viables para pacientes de COVID-19.

También agradeció a José Alsina, del Banco de Sangre de Servicios Mutuos, quien logró que se hiciera una excepción y se permitiera que el plasma colectado en Puerto Rico se quedara aquí.