Presidente de CODEPOLA culpa a teniente de la Policía de altercado en negocio en Salinas

foto: Cybernews

GUAYAMA – El presidente de la Corporación para la Defensa del Poseedor de Licencia de Armas de Puerto Rico (CODEPOLA) Ariel Torres Meléndez informó el lunes que ofrecerá asistencia legal a dos de los involucrados en el incidente del pasado sábado en el Restaurante Puerta el Sol Beach Club en Salinas.

“He impartido instrucciones para que nuestros socios sean asistidos por la licenciada Roxanna Soto Aguilú la “abogada motorizada” y vele porque se les garanticen sus derechos. A la tercera víctima, se le recomendó que acudiera a su médico primario, se examinara y se documentara evidencia médica ante los golpes recibidos en el incidente”, dijo Torres Meléndez en declaraciones escritas.

Según Torres Meléndez, la investigación realizada por él y su organización concluyó que situación fue provocada por Alberto Rivera, dueño del negocio y teniente de la Policía de Puerto Rico.

“Parte de la investigación de CODEPOLA fue realizada personándonos en el lugar de los hechos, ante testigos, así como entrevistas en las instalaciones médicas a donde fueron llevadas las víctimas. De nuestra investigación se desprende que tres personas estaban compartiendo en la barra del mencionado negocio, cuando el dueño del restaurante, quien a su vez es teniente de la Policía de Puerto Rico adscrito a la Unidad Canina, le profirió palabras obscenas frente a los empleados y comensales, luego se acercó a uno de los perjudicados y le viró su bebida. Cuando el caballero se levanta y se limpia su camisa, el teniente sacó su arma de reglamento y le disparó en la ingle sin mediar palabra. Luego de esto, procedió a agredir a otro de los acompañantes en el rostro con su arma de reglamento. Entonces, regresó a donde estaba la persona herida de bala en el suelo y continuó golpeándolo”, expresó.

“No obstante, compañeros de la Uniformada del Distrito de Salinas expresaron a los familiares de los heridos que han tenido que intervenir anteriormente con el teniente por su carácter y agresividad. Exoficiales de la Policía de Puerto Rico lo catalogan como un ‘happy trigger’”, añadió.

Torres Meléndez le pidió al Negociado de Investigaciones Especiales que ocupe de inmediato el disco duro de las grabaciones del sistema de seguridad del interior y exterior del establecimiento, “ya que temen que debido a que el agresor es policía intimiden a los testigos o se cometa una injusticia”.