Presentan nueva prueba sobre toxicidad de las cenizas de AES Puerto Rico

Los análisis de suelo presentados hoy evidencian peligrosas concentraciones de arsénico y apuntan a que la fuente esa contaminación son las cenizas de carbón de la central AES en Guayama.

El colectivo Resistencia contra la quema de Carbón y sus Cenizas tóxicas (Resistencia RCC) presentó hoy los resultados de tres análisis químicos en los que se identifican concentraciones de arsénico dañinas para la salud humana en dos comunidades de Salinas y una cuenca hidrográfica de Guayama.

Según el análisis de datos, comisionado por la principal organización de derecho ambiental en los Estados Unidos, EarthJustice, toda la prueba apunta a que la fuente esa contaminación son las cenizas de carbón de la central AES en Guayama.

En conferencia de prensa, el doctor en Química Osvaldo Rosario López y el asesor ambiental Víctor Alvarado Guzmán precisaron que las zonas afectadas son la urbanización Parque Gabriela y la comunidad Ranchos Guayama en Salinas, así como el río Guamaní de Guayama.

En las tres localidades se depositaron hace aproximadamente una década miles de toneladas de cenizas de carbón de AES como relleno para la construcción de viviendas, para la cobertura de caminos y como relleno para una vía de cuatro carriles, respectivamente.

De acuerdo a los ponentes, las conclusiones de Earth Justice se produjeron luego de que la organización solicitara muestras del suelo de los lugares donde las cenizas -que en principio fueron cubiertas con tierra y gravilla- han vuelto a quedar expuestas y a la intemperie.

“Los mismos niveles de arsénico podrían existir en 18 lugares de Guayama, Salinas, Arroyo y Santa Isabel, donde las cenizas tóxicas están expuestas y cercanas a residencias, escuelas, hospitales, ríos, quebradas y agua de pozo”, declaró Alvarado Guzmán, tambien cofundador del Comité Diñalogo Ambiental en Salinas.

“Idéntico riesgo existe en Caguas, donde recientemente líderes de la barriada Morales aseguran que hay cenizas de carbón al descubierto, cercanas a sus residencias y a la escuela de la comunidad.  En el 2007, la AES envió a Caguas 2,610 toneladas de sus cenizas tóxicas”, agregó.

Pendientes a La Perla del Sur y el Centro de Periodismo Investigativo para reportaje completo sobre los hallazgos.