Preparada industria de telecomunicaciones para operar a su máxima capacidad

Desde que inició la disposición de distanciamiento social se ha visto un aumento doble digito en tráfico de datos móviles

Foto: Visualhunt

SAN JUAN – El presidente de la Alianza Puertorriqueña de Telecomunicaciones, Felipe Hernández, expresó el miércoles, que dicha industria está lista para operar a su máxima capacidad, tomando las medidas necesarias para preservar la salud y seguridad de sus clientes y empleados, y destacó que este sector no solo es importante para los consumidores, sino que también es un pilar fundamental para reactivar la economía de la isla, que se ha visto severamente impactada por la pandemia de COVID-19.

“La ciudadanía necesita poder acceder a los equipos tecnológicos y servicios de internet, televisión y telefonía, por lo que el gobierno debe permitirnos seguir ampliando servicios de manera paulatina y controlada para servir a más personas”, dijo Hernández en comunicación escrita.

Según explicó, a pesar de todas las herramientas de autogestión y servicios provistos por teléfono, existe la necesidad de ampliar los canales presenciales pues hay miles de personas que no tienen internet móvil o fijo, o simplemente no cuentan con una relación bancaria.

“Nuestra industria tiene el deber y responsabilidad de mantener el país conectado, sobre todo en momentos de emergencias nacionales. Otros sectores importantes de la económica, como la banca, hospitales, educación, industria de alimentos, combustible y servicios esenciales de luz y agua, dependen del funcionamiento de sistemas de telecomunicación para continuar operando y sirviendo al país”, destacó.

Desde que inició la disposición de distanciamiento social se ha visto un aumento doble digito en tráfico de datos móviles de un 25 por ciento a 30 por ciento y de 30 por ciento en fijo, lo que evidencia la importancia de la conectividad. Para manejar la demanda, las empresas de la industria han hecho inversiones de capital en capacidad y mejoras s sus redes, permitiendo que los servicios continúen funcionando bien y que muchos ciudadanos y comercios continúen estudiando y trabajando desde sus hogares.

Hernández enfatizó el hecho de que la industria de telecomunicaciones cuenta con los protocolos para preservar la salud y seguridad de sus empleados y clientes, pero que el esfuerzo del sector privado debe ir paralelamente al del gobierno para realizar más pruebas, que le permitan hacer proyecciones confiables y desarrollar planes de acción.

Por otra parte, agradeció el respaldo de los consumidores y los exhortó a mantener sus cuentas al día, y a comunicarse con su proveedor, en caso de confrontar alguna situación que se lo impida.