Ponce: sobre $9 millones deuda con AAA

Al mismo tiempo que aprobó cuantiosas exenciones contributivas a firmas privadas y concedió jugosos contratos a asesores y bufetes legales, la administración municipal de Ponce acumuló $9.1 millones en facturas no pagadas a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA).

Como evidencia el más reciente Informe de Rendición de Cuentas de esta corporación pública, la deuda contraída por el ayuntamiento ponceño en los pasados 30 meses ya se aproxima a los $10.3 millones que arrastran los 1,100 planteles del Departamento de Educación y compara con los $9.7 millones que debe todo el Departamento de Corrección.

Asimismo, es superior a la asumida por las alcaldías de Arecibo, San Juan y Toa Baja, juntas.

Con deudas por $2.8 millones, $2.6 millones y $2.2 millones, respectivamente, las tres alcaldías ocupan el tercer, cuarto y quinto lugar en la lista de los cinco municipios más morosos de la AAA.

En el primer lugar de esta lista figura el ayuntamiento de Mayagüez, cuya deuda de $9.2 millones es eje de un litigio en el tribunal, ya que el monto corresponde mayormente al consumo del Centro Médico de Mayagüez, una institución de salud que opera en terrenos municipales.

Sin “dinero para eso”

En entrevista con La Perla del Sur, Herminia Torres Carlo, directora auxiliar de Comunicaciones de la AAA en la región sur, confirmó las cifras obtenidas por este semanario, y declaró que durante los pasados 30 meses el Gobierno Municipal de Ponce se ha limitado a realizar pagos “esporádicos” de sus facturas mensuales.

Entretanto, Ilsa Silva Cintrón, directora de la Oficina de Servicios al Cliente en la región, sostuvo que “el Municipio no está haciendo sus pagos”.

“Se han hecho gestiones de cobro, pero ellos lo que dicen es que no tienen dinero para eso”, sentenció.

Inexplicablemente, la multimillonaria morosidad de la alcaldía ocurre aun cuando la administración municipal comprometió $5 millones para “gastos de acueductos y alcantarillado” en su presupuesto para este año fiscal.

Asimismo, a pesar de los “ahorros” millonarios provocados por la reducción de 50 por ciento de jornada y sueldo a más de 1,300 empleados municipales.

Deuda reciente

Aunque reiteradamente la alcaldesa María Meléndez Altieri ha atribuido la culpa de los problemas fiscales del municipio al exalcalde Francisco Zayas Seijo y la actual administración gubernamental, un análisis de los datos provistos por la AAA demuestra otra realidad.

En específico, que el 82 por ciento de los $9.1 millones adeudados por Ponce corresponden a la administración de Meléndez Altieri.

Según confirmó Silva Cintrón, en enero de 2009 -mes en que la alcaldesa asumió las riendas de la Ciudad- la deuda del ayuntamiento ascendía a $1.7 millones. Desde entonces, la misma se ha incrementado 535 por ciento.

La última cuenta la paga… el CRIM

Durante la investigación de La Perla del Sur trascendió además que la administración municipal de Ponce acordó en agosto de 2012 un plan de pago con la AAA para subsanar la deuda acumulada hasta entonces, montante a $3.8 millones.

No obstante, el plan se paga con deducciones automáticas de las remesas del Centro de Recaudación de Impuestos Municipales (CRIM).

Al cierre de esta edición, el balance bajo este acuerdo es de $642 mil.

“Pero cuando hacen el plan de pago, dejaron de hacer los pagos recurrentes (posteriores)”, aclaró Torres Carlo.

“El plan de pago es para que ellos se comprometieran a seguir pagando las (facturas mensuales) recurrentes, pero eso no ha ocurrido”, confirmó por su parte Silva Cintrón.

Se resisten a cerrar el grifo

Aún con este patrón, Silva Cintrón reconoció que la AAA no ha ordenado la suspensión del servicio a la alcaldía, ni a ninguna de sus dependencias.

Según alegó, durante una reunión efectuada el pasado mes de diciembre con representantes del ayuntamiento, afloró un compromiso municipal para “saldar” la deuda en abril de 2015. No obstante, admitió que no existe un acuerdo por escrito.

“Por el momento, no”, respondió Silva Cintrón a preguntas sobre cuándo procedería la desconexión. “Nosotros recurrimos primero a un acercamiento, unas reuniones, cartas. Es la última alternativa que uno tendría, el corte del servicio”.

La benevolencia de la AAA, empero, contrasta con la rápida intervención de la corporación a la hora de desconectar de la red a ciudadanos con dos o más meses de atraso en pagos.

De hecho, entre enero y febrero de este año, la Oficina Regional de Ponce ha ejecutado cerca de 1,800 órdenes de suspensión a abonados residenciales y comerciales, aun cuando la deuda global de todas constituye una fracción de la contraída por el gobierno.

La AAA puede suspender el suministro de agua a cuentas residenciales y comerciales a partir de 60 días de incumplimiento de pago.

Actualmente el Gobierno Municipal de Ponce adeuda facturas con cientos de días de atraso.