Recorrido de la gobernadora excluyó a pueblos más afectados por sismos

En los municipios de Guánica, Yauco, Guayanilla y Peñuelas, al menos 2,434 familias perdieron sus viviendas a causa de los sismos y otras 4,900 viven en estructuras que evidencian daños.

Foto: Municipio de Ponce

A solo horas de que otro temblor de magnitud 5.4 conmocionara a miles de habitantes al suroeste del país el pasado sábado, la gobernadora Wanda Vázquez Garced llegó súbitamente a Ponce, junto a un séquito de políticos y ejecutivos de su gabinete.

Junto a la alcaldesa de la ciudad, María Meléndez Altieri, así como legisladores novoprogresistas, posó para las cámaras mientras todos exaltaban su compromiso con las víctimas sureñas de los terremotos.

Entretanto, el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, pregonaba en un comunicado de prensa su respaldo a la región. “Los legisladores que representan al municipio de Ponce tienen el apoyo total de esta Cámara de Representantes… Vamos a evaluar si necesitamos nueva legislación para enfrentar esta crisis”.

El espectáculo mediático, empero, contrastó con la realidad que a cuatro meses del traumático 7 de enero sigue asfixiando a miles de desplazados y damnificados en pueblos como Guánica, Yauco, Guayanilla y Peñuelas: municipios donde al menos 2,434 familias puertorriqueñas perdieron sus viviendas a causa de los sismos y otras 4,900 viven en estructuras que evidencian daños.

El evento, además, no hizo referencia, ni reprodujo, los frustrados testimonios de funcionarios y correligionarios de Vázquez Garced en el sur.

Por ejemplo, la visita de la gobernadora ocurrió a solo cuatro días de que el alcalde novoprogresista de Yauco, Ángel Luis Torres Ortiz, denunciara a La Perla del Sur cómo el gobierno central ha abandonado a su municipio y olvidado las promesas de recuperación tras los sismos del pasado mes de enero.

A pesar de eso, el pasado sábado él y otros alcaldes de la región recibieron una escueta llamada telefónica.

“La gobernadora me llamó en horas de la mañana y le hice saber la necesidad apremiante de la asignación de fondos. (Dije) Que lo que estaba sucediendo ahora no podía continuar más, porque ya se acerca la temporada de huracanes y tenemos residencias en el piso”, dijo el alcalde yaucano a preguntas de La Perla del Sur.

“Habría preferido que nos hubiese visitado. Con mucho gusto la hubiese llevado a ver los campamentos familiares que quedan y varias de las residencias colapsadas, para que pudiera ver de primera mano la situación de nuestro municipio y el por qué nos urge esa asignación de fondos”, continuó.

No obstante, la gobernadora delegó en el secretario del Departamento de la Vivienda, Luis Carlos Fernández Trinchet, una reunión con el ejecutivo municipal. Este último, indicó que gestionará la liberación de los $9 millones que por meses ha solicitado el alcalde para atender proyectos prioritarios de recuperación.

Solo en Yauco 1,500 viviendas fueron impactadas por el terremoto de enero y sus secuelas. De estas, 700 han sido declaradas pérdida total.

“El Secretario de Vivienda nos notificó que OGP ha hecho la solicitud para recapturar los fondos, alegando que ellos tenían $100 millones para darle una asistencia a los municipios para proyectos de menos de $100 mil, a consecuencia de María. De esos fondos, apenas se utilizaron $30 millones”, dijo.

“Esperan ahora que esto pase a la aprobación de la Junta de Control Fiscal… Estamos a la expectativa de lo que va a suceder”, añadió.

“Hay mucha gente atemorizada”

Por su parte, el alcalde de Peñuelas, Gregory Gonsález Souchet, indicó que también recibió una llamada de la gobernadora. Sin embargo, no recibió garantías o un compromiso de fondos adicionales.

“La gobernadora no llegó hasta acá. Se comunicó conmigo por teléfono para indicarme que lamentaba lo que estaba sucediendo y que, cualquier cosa, le dejáramos saber. A parte de eso, nada más”, comentó Gonsález Souchet.

“Es lamentable que los funcionarios del gobierno no visiten los municipios que más se han visto afectados”, continuó.

A consecuencia del temblor del pasado sábado, en Peñuelas se reportaron derrumbes en las carreteras PR-385, PR-386 y PR-387. Sin embargo, el impacto reciente no compara con las 500 viviendas que fueron declaradas inhabitables tras los sismos de enero y las 1,300 adicionales con daños.

“La situación emocional de nuestros ciudadanos es grave. El sismo del sábado lo que hizo fue revivir el terremoto de enero. Aquí la tierra continúa temblando y lo siente cada uno de nuestros ciudadanos. Tuvimos que activar una línea de apoyo emocional. La teníamos para el COVID-19, pero ahora tenemos trabajadores sociales atendiendo los temores del terremoto, porque hay mucha gente atemorizada”, lamento además.

“La visita de la gobernadora quizás habría ayudado a tranquilizar a la gente y llevarles el mensaje que, contrario a lo que ha ocurrido en el pasado, nuestro pueblo no quedará otra vez en el olvido”, puntualizó.

Al igual que en la Alcaldía de Yauco, Peñuelas solo ha recibido una asignación de $2 millones para gastos iniciales y desde enero, no ha recibido más ayuda.

Según Gonsález Souchet, solo en renglón de ingresos y patentes, Peñuelas ha perdido al menos $5 millones desde ese mes.

“Los municipios del sur necesitan un rescate económico. La situación de los cierres aquí no comenzó en marzo, comenzó en enero y eso hay que tenerlo en cuenta”, puntualizó. “La poca ayuda que hemos recibido del Estado no compara con la cantidad de daños y pérdidas que hemos tenido en Peñuelas desde enero”.

“El país se acordó del sur el sábado”

Entretanto, el alcalde de Guayanilla, Nelson Torres Yordán, sostuvo que no fue necesaria la presencia de la gobernadora en su municipio, tras el temblor del pasado sábado.

Sin embargo, reclamó que se agilice finalmente el desembolso de fondos para encaminar la recuperación en su municipio.

“Llevamos dos meses peleando para que desembolsen los fondos. Se ha hablado de varios fondos, pero la realidad es que al día de hoy, no se ha desembolsado ninguno”, dijo.

“Con el COVID-19, los municipios afectados por el terremoto hemos pasado a un segundo plano. El país se acordó del sur el sábado”, añadió. “Cuando sintieron el más reciente movimiento telúrico el Gobierno se acordó que hay miles de puertorriqueños en esta zona que aún están sufriendo, muchos sin casa”.

En el municipio de Guayanilla se han identificado 808 viviendas que han quedado inhabitables por los sismos. Otras 1,600 esperan por reparaciones.