Por el bien de los suyos: instale detectores de humo

Según cifras de la Cruz Roja Americana, durante cada semana del pasado año casi cinco familias puertorriqueñas fueron afectadas por fuegos residenciales.

Foto suministrada

Solo durante el pasado año fiscal 2021, el Capítulo de Puerto Rico de la Cruz Roja Americana atendió a 251 familias afectadas por fuegos residenciales en la isla, una cifra alarmante que casi implica a cinco núcleos familiares por semana.

Para reducir al mínimo esa tendencia, sus representantes en Puerto Rico exhortan a todas las personas a probar sus detectores de humo y practicar su plan de desalojo, especialmente esta semana cuando se conmemora la Semana de Prevención de Incendios.

“En la Cruz Roja Americana conocemos a los fuegos residenciales como desastres silentes, porque son los desastres que más atendemos durante el año, pero cuando suceden no tienen la exposición masiva de otros desastres”, expresó Lee Vanessa Feliciano, ejecutiva regional de la Cruz Roja Americana Capítulo de Puerto Rico.

“Nuestros voluntarios han visto de primera mano cómo familias sufren luego de perder todo lo que construyeron en años y queremos evitar que más familias pasen por esta situación”, agregó.

Los pasos

Para lograrlo, Lee Vanessa recomendó a todos colocar detectores de humo dentro y fuera de las habitaciones de sus hogares, a cambiar las baterías de esas unidades al menos una vez al año, si el modelo así lo requiere; a probarlos una vez al mes y a reemplazarlos si ya tienen 10 años o más de uso, ya que sus sensores pierden efectividad.

De igual modo, a ilustrar a menores de edad que residan en el hogar cómo suena un detector de humo y a practicar -al menos dos veces al año y con todos los miembros de la familia- un plan de desalojo. Esto, puntualizó Lee Vanessa, aumenta la posibilidad de sobrevivir.

El plan debe permitir que se desaloje la vivienda en menos de dos minutos, el tiempo recomendado por expertos; incluir dos formas para salir del lugar y un punto de encuentro, a una distancia segura, donde todos sepan cómo llegar.

La asistencia que brinda la Cruz Roja Americana a una familia afectada por un fuego permite cubrir sus necesidades básicas, desde la compra de ropa y alimentos, hasta alojamiento, entre otros.

Familias que sufren incendios en sus hogares u otros desastres, pueden llamar a la Cruz Roja Americana al 787-758-8150 para una evaluación de daños y posible asistencia financiera.

Solidarios

Para apoyar la labor de la Cruz Roja, contribuya a la campaña de recaudación de fondos Dona tu Cambio presente en todos los Walmart, Supermercados Amigo y Sam’s Club de Puerto Rico.

Para más información y herramientas que puede descargar sobre cómo evitar fuegos residenciales y prepararse para otros desastres, acceda a cruzrojapr.net.