Ponce se reactiva: vuelve a la plaza su Feria de Artesanías

Cerca de 65 artesanos y artistas plásticos tendrán para la venta una amplia gama obras, incluyendo tallas, caretas de vejigantes, alfarería, jabones, hamacas, tejidos en crochet, cigarros, repujado en metal, chiringas y bisutería.

Foto archivo

Cuando hombres y mujeres convierten sueños e ideas en una pieza artesanal, inyectan otro soplo de vida a la cultura de sus pueblos.

Por eso, la reaparición de la emblemática Feria de Artesanías de Ponce reviste esperanza e ilusión, no solo para el Centro Cultural Carmen Solá de Pereira, sino para la región y el resto del país.

Tras un año de silencio debido a la pandemia por el coronavirus, el evento cumbre del centro cultural resurge este sábado 20 y domingo, 21 de marzo, en la Plaza Las Delicias de Ponce.

Variedad cultural

Para la ocasión, cerca de 65 artesanos y artistas plásticos exhibirán y tendrán para la venta una amplia gama obras, incluyendo tallas, caretas de vejigantes, alfarería, jabones, hamacas, tejidos en crochet, cigarros, repujado en metal, chiringas y bisutería, entre muchos otros.

“A las 11:00 de la mañana del sábado vamos a abrir la actividad con la Escuela de Bomba y Plena Isabel Albizu Dávila, con un bombazo para darle la bienvenida al público presente”, comentó Ana Iris Torres Torres, presidenta de la Junta de Directores del Centro Cultural.

Desde el sábado también se ofrecerán talleres, que serán realizados simultáneamente de forma presencial y virtual, a través de la página de Facebook del Centro Cultural Carmen Solá Pereira.

La agenda comenzará a las 10:00 de la mañana con el taller de repujado en metal a cargo de la artesana Lourdes Soto y continuará a las 11:00 con el bombazo y bienvenida.

A las 2:00 de la tarde Noel Torres tendrá a su cargo el taller sobre creación de máscaras de vejigantes y a las 5:00 será el reconocimiento y dedicatoria de la feria, tras lo cual los Pleneros de la Cresta brindarán un cadencioso cierre musical.

El domingo reiniciarán las actividades en la Plaza de Recreo de Ponce a las 10:00 de la mañana con un taller de chiringas para niños a cargo de Gerardo Rosa y a las 11:00 con el Taller Folklórico Central por Irving Santiago y Alondra Sofía, la niña trovadora.

La fiesta cultural continuará a las 2:00 de la tarde con la participación del Trío de Voces, seguido a las 3:00 con los Pleneros del Lago, a las 5:00 con Bomba Iyá y a las 6:00 con una retreta especial a cargo de la Centenaria Banda Municipal de Ponce, la Coral Municipal de Ponce y el grupo de danza del centro cultural.

Dedicatoria

A tono con la tradición, cada año la actividad es dedicada a tres personas -un gestor cultural, un artista plástico y a un artesano- y a una entidad que aporta al arte y a la cultura puertorriqueña.

“Este año se la vamos a dedicar a la artesana Lourdes Soto, quien realiza unos trabajos extraordinarios en repujado de metal; y al artista plástico Elizam Escobar, quien era un ponceño que por décadas plasmó una huella revolucionaria en su obra y recientemente falleció. También escogimos este año a la productora de teatro, gestora cultural y actriz Maddy Rivera”, explicó Ana Iris.

“La entidad que reconoceremos es el Ateneo de Ponce, una organización civil que se formó en 1956 y siempre ha buscado preservar y promover las tradiciones culturales de la Ciudad Señorial”, añadió.

Apoyo crucial

Para Ana Iris, quien laboró 31 años en el Instituto de Cultura Puertorriqueño y lleva siete como líder del Centro Cultural Carmen Solá Pereira, la feria de este año se ha convertido en bendición y esperanza.

“Este año invitamos mayormente a esos artesanos y artistas plásticos que han sido duramente golpeados por los eventos que marcaron al país y laceraron aún más las oportunidades de vender sus obras. Ese el modo de ellos llevar dignamente el pan a sus hogares. De esta forma, la feria se ha convertido en bendición y esperanza para esas decenas de artesanos y artistas plásticos”, expresó.

Por la misma razón, la líder cultural resiente no poder dar más espacio a los artesanos y artesanas debido al protocolo que seguirán por el coronavirus.

“La Feria de Artesanías, en esa plataforma de la Plaza, comenzó con cinco artesanos hace 46 años. Llegamos a invitar a 200 artesanos en años recientes. Este año tiene que ser más reducida. Me da mucha pena cuando los artesanos me llaman que quieren participar, pues esta es la feria con la que ellos levantan la economía para sus hogares, pero solamente este año pueden participar 65”.

Aire libre y protección

Como parte de las medidas de salud y seguridad requeridas, el centro cultural ubicará 15 estaciones de desinfección alrededor de la Plaza Las Delicias.

“Habrá distanciamiento físico y los artesanos van a estar ubicados en carpas individuales, donde también tendrán alcohol para desinfectar y todos tendrán sus mascarillas, así como la deberá tener el público. También, vamos a tener una grabación constante entre música y música, orientando al público de cómo cuidarse. Hemos tenido mucha precaución y seguimos las instrucciones de la Orden Ejecutiva”, agregó a La Perla del Sur.

“Tenemos que ir abriendo los espacios, aunque con cuidado, porque no podemos seguir en este encierro. Si han abierto otros espacios, ¿por qué no abrir este espacio cultural? Que la gente pueda compartir, que se respire otro ambiente. Esto es saludable para todo el mundo. Para mí, que estoy organizando, y para todo el mundo que llegue allí”.

De las más antiguas

La Feria de Artesanías de Ponce, activa desde el año 1974, es una de las más importantes y más antiguas de Puerto Rico.

“Esta feria es una de las que más años lleva haciéndose, después de la de Barranquitas. Esta es una feria de tantos y tantos años, y con personas que lo hacemos voluntariamente, pero con tanto amor y respeto a los artesanos y a todo el público que nos visita. El artesano está esperando con ansias locas la Feria de Artesanías de Ponce. En ocasiones me han dicho: ‘lo que yo no vendo en todo el año, yo lo vendo aquí en Ponce’”, contó Ana Iris.

“Eso me da mucha satisfacción, porque significa que la gente sabe que no somos una institución que nos estamos llenando los bolsillos, sino que queremos ayudar al artesano. Que trabajamos sin dinero, porque no recibimos dinero. Cuando la gente ve que se trabaja con un compromiso hacia lo que se está haciendo, se acercan y nos apoyan”, manifestó.

Para información adicional puede llamar al 787-607-5112.