Ponce es Ley: arte urbano para transformar a la ciudad

Ponce es Ley reunirá a sobre una veintena de artistas regionales, locales e internacionales para que den rienda suelta a su talento en sendos murales.

Foto: Florentino Velázquez

PONCE– Es un lugar en el que casi todo el mundo se conoce, donde el escudriñar sobre el propio linaje es una cuestión de respeto, de ser humano.

Las paredes hablan, pero los edificios enmudecen, arrancan suspiros. Caminas y estás en la Antigua Roma, pero tres pasos adelante viajas al siglo 20 cuando el Art Deco estaba en la cúspide.

Es un lugar donde no hay contrastes entre estar en casa y en la calle. Aquí reina el orden y la pulcritud; aquí la historia agita la creatividad porque es un pueblo que no ha dejado de moverse. Cada movimiento, “el nacionalista, el artístico, el económico” se mantiene vivo. Aquí hacer arte es hacer sentido porque “el arte urbano está casado con las grandes ciudades y eso es Ponce”.

Con estas líneas el artista santurcino Alexis Bousquet Rodríguez validó la primera edición del festival de arte urbano Ponce es Ley que reunirá -en el casco urbano de la Ciudad Señorial- a sobre una veintena de artistas regionales, locales e internacionales para que den rienda suelta a su talento en sendos murales, que más que otra cosa, murmurarán historias.

“La intención es que entiendan la historia y la situación del sitio; que a través de eso creen una nueva historia”, destacó, adyacente al hoy inexistente mural “La Abnegación” del maestro Rafael Ríos Rey, en el Instituto de Música Juan Morel Campos.

En esos instantes, justo detrás de la legendaria pared, Jean Ortiz Ortiz, natural del barrio Bélgica de Ponce, trazaba la silueta de la poetiza local Estefanía Rodríguez, quien, a su entender, tiene un relato que merece ser contado.

“Ella gestiona actividades de arte y poesía en Ponce. Ella ya está iluminada, ella entendió que para salir del desierto hay que trabajar con la gente”, precisó Ortiz Ortiz, en medio de la misión, con clara emoción.

El joven de 29 años, que labora como conserje en la Pontificia Universidad Católica de Ponce, lleva solo un año ejerciendo su carrera artística, mas ya definió su pasión y trabaja el tema de los “desiertos espirituales”, de las tribulaciones que sufre el ser humano antes de auto realizarse.

“Yo no puedo considerar que ahora esta es mi etapa de artista nada más. Yo no sería el artista que soy si no fuese conserje en la institución. Me nutro de ese entorno porque de allí también me gradué. Gracias a ello mi obra es todo es tempestad; es estar en malas esperando ese momento de iluminación. Todas las imágenes son así: de féminas tapándose la cara porque llegó el momento de la iluminación”, manifestó.

Entretanto, Juan Ramón Gutierrez Rovira, denominado en el plano artístico como The Stencil Network, se preparaba para iniciar su obra, una que describió como gráfica, “inspirada en propaganda, en la línea fuerte”.

Dijo que su creación, que estará cercana a la mezquita del Centro Islámico en la calle Luna, se hará pensando en que la experiencia citadina en Puerto Rico se vive desde el vehículo, que como siempre, su trabajo “será algo que puedes capturar en corto tiempo”.

“Vivimos en los vehículos, por eso integraré colores fuertes, imágenes fuertes, siluetas fuertes, mensajes provocadores… la gente gravita a esto”, afirmó.

Empero, su línea de pensamiento contrasta con la de los artistas puertorriqueños Betsy Casanas y David Sepúlveda, conocido como Don Rmx, quienes se sumergieron en la iniciativa para proyectar memorias íntimas, irrepetibles.

La cercanía de Casanas a Puerto Rico se traduce en las fotografías que veía de su padre mientras crecía en Filadelfia, Estados Unidos. Por ello, pintó una de estas, mientras que Don Rmx delineó un enorme vejigante, en representación de los famosos enmascarados portadores de vejigas de animales pintadas de colores brillantes.

Sus creaciones se integran como anillo al dedo a la concepción de Sarah Emma Urbain Rodríguez, la artista nacida en la europea Bélgica y criada en Ponce desde los cinco años, quien también será parte de Ponce es Ley.

“El arte es historia. Nada más y nada menos”, pronunció,

“Lo que me gusta es la fluidez, lo minimalista. Realmente siento que esto es lo que sale del alma, y es que el arte para mí, mientras marque un momento, es importante”, expresó, luego de enunciar que su mural enmarcará una de las primeras memorias de las salidas de sus padres.

“Nunca olvido cuando visité los festivales de bomba y plena que se dan en San Antón. Recuerdo que ellos (padres) iban mucho y como a eso de las siete u ocho de la noche ya yo estaba dormida, con mi hermana, en su regazo. No puedo olvidarme de la tarima, los bailarines, los niños corriendo, y en el centro mis padres, mirando al escenario, conmigo en los hombros”, expresó.

Otros artistas que participarán de “Ponce es Ley” son José Luis Gutiérrez, responsable de levantar el proyecto teatral Don Senario; Nelson Figueroa y Bordalo II (de Portugal) y Decertor (Perú).

El 8 de abril, día de la apertura oficial de “Ponce es Ley”, se presentará en tarima música de talento local, en la que participará el grupo Buscabulla y el discjockey Begun de España.

El día después habrá tertulia sobre arte urbano en el Museo de Arte de Ponce, donde se desvelará un mural del artista boricua Bik Ismo.