Ponce: En momento crucial para acelerar o frenar la avalancha de contagios

Hasta este martes, 11 de enero, Ponce reportaba 7,435 casos activos de Covid: 60 por ciento más que en la semana previa.

Foto archivo

Las acciones que se adopten esta semana, junto a la respuesta ciudadana, serán decisivas para determinar cuánto más se prolonga la hemorragia de contagios que ha elevado a niveles insospechados la estadística de casos de Covid, en Ponce y el resto del país.

Así lo advirtieron, tanto el alcalde ponceño Luis Irizarry Pabón, como varios salubristas consultados por La Perla del Sur, quienes al unísono hicieron una llamado a la prudencia y a que se redoblen las medidas de higiene y protección para atajar la explosión de casos.

Hasta este martes, 11 de enero, Ponce reportaba 7,435 casos activos de Covid: 60 por ciento más que en la semana previa. La cifra, además, es 142 veces mayor al total reportado en la ciudad el pasado 11 de diciembre (52 casos).

Entretanto, en solo siete días la tasa de positividad creció de 22.4 a 32.4 por ciento.

“Entiendo que esta semana es bastante esencial y crítica en el sentido de evaluar cómo vamos a proceder en las próximas semanas y si vamos a tener que tomar decisiones diferentes a las que hemos tomado hasta ahora”, planteó Irizarry Pabón, quien hasta el momento ha resistido a imponer restricciones adicionales a nivel local.

“Nosotros entendemos que esto va a llegar hasta un punto en que se va a estancar y debe bajar, tanto el por ciento de positividad como las hospitalizaciones. ¿Cuándo va a pasar eso? Esperamos que sea a finales de enero o principio de febrero, pero no sabemos, porque pueden surgir variantes nuevas y eso complica el panorama”, abundó.

Tras decretarse un receso administrativo en el ayuntamiento por el auge de casos, se prevé que la mayoría de los empleados municipales retomarán sus labores a partir de este miércoles, 12 de enero, tras someterse a pruebas diagnósticas.

Hospitales: con camas, pero poco personal

En cuanto a casos confirmados, de los 804 personas hospitalizadas con Covid en toda isla, 34 corresponden a Ponce y de esas, ocho permanecían en el Hospital Damas.

Según explicó el director médico de esta instalación, el doctor Pedro Luis Benítez Lorenzo, siete de los pacientes son mayores de 65 años de edad y ninguno habría recibido la vacuna de refuerzo. Tres de ellos, añadió, estaban conectados a ventiladores.

Sin embargo, Benítez Lorenzo aclaró que la mayoría de los pacientes que han arrojado positivo al virus no son hospitalizados, al no presentar síntomas severos.

Al momento, el Hospital Damas cuenta con 14 camas habilitadas en área de aislamiento para pacientes con Covid. Al cierre de esta edición, seis de ellas estaban disponibles.

Aun así, para Benítez Lorenzo el problema no es de disponibilidad de camas, sino la escasez de personal.

“En el mismo piso 9 podríamos habilitar más camas, pero necesitaríamos tener más personal. Camas tengo, porque estamos a 50 por ciento de capacidad, pero ¿quién va a trabajar esas camas? Ahí es que está el problema”, reconoció Benítez Lorenzo, al señalar que tiene alrededor de 30 empleados en cuarentena por el virus.

“El turnover o las renuncias en enfermería son constantes y hay una tardanza en ese reclutamiento, porque hay que entrenarlos un tiempo antes de ponerlos a trabajar. Eso es un problema que viene desde antes, pero ahora con el Covid la cosa se ha puesto peor, porque también tengo varios fuera por cuarentena”, abundó.

“Ese es el problema que ahora están enfrentando muchos de los hospitales a nivel isla”, dijo el también presidente de la Comisión de Asuntos Médicos de la Asociación de Hospitales de Puerto Rico.

El panorama hospitalario se complica, indicó Benítez, con el número de personas, con síntomas y asintomáticas, que acuden a estos espacios de urgencia, procurando pruebas diagnósticas.

“La sala de emergencia no está para hacer pruebas como si fuera un laboratorio. Se le hacen pruebas a pacientes que se van a admitir, pero no es a toda persona que venga”, puntualizó.

“Hay que hacer más”

Por su parte, el director ejecutivo de MedCentro, Allan Cintrón Salichs, destacó que tanto la ciudadanía como el gobierno tienen que hacer más para controlar el despunte de contagios.

“A veces parece que se están haciendo cosas para que conste en récord que se hizo algo, más que un plan serio encaminado a lograr unas metas. Aquí vemos los resultados”, dijo sobre algunas de las órdenes ejecutivas recientes.

“Hay que enfatizar más en la educación masiva, el anuncio constante en los medios. Eso no lo hemos observado”, recalcó.

“También hay otros factores que están afectando. Ya llevamos dos años en esta pandemia y sicológicamente la gente está cansada. Ahí es que creo que el gobierno tiene que ser innovador y con unas metas bien claras de qué es lo que quiere lograr para minimizar el contagio”, expuso.

“Con la mascarilla siempre puesta, lavarse las manos continuamente y mantener el distanciamiento adecuado entre unos y otros tú puedes controlar el grueso de los contagios de Covid. Una cuarta cosa es vacunarse”, abundó.

Entretanto, Dora Álvarez Rodríguez, directora de Operaciones Clínicas Internas de MedCentro, enfatizó la importancia promover aún más la vacunación.

Por ello, exhortó a entidades públicas y privadas a expandir sus horarios de vacunación y hacer el trámite más accesible a personas que trabajan.

“Tenemos que enfatizar en las vacunas, en vacunar a esas poblaciones vulnerables”, dijo.

“No podemos bajar la guardia, porque eso fue lo que pasó. Bajamos la guardia a nivel de gobierno, de comunidad y de familia, y ahora estamos viendo los efectos”, añadió.

Por la libre

En cuanto a las aglomeraciones de personas -muchas de ellas sin mascarillas y sin guardar distancia- que casi a diario se observan en bares y negocios como los que ubican en la Avenida Hostos, Cintrón Salichs lamentó que no se haga lo suficiente para atender la situación.

“Es una situación que se la llevamos a la pasada alcaldesa y no sucedió nada. Se lo llevamos al alcalde, pero tampoco pasó nada. De verdad no sabemos por qué sucede esto”, lamentó.

“A veces hablamos que vivimos en un país de ley y orden. De ley sí, pero de orden no necesariamente”, añadió.

Más planificación y abastos

Por último, El ejecutivo hospitalario recomendó que se tomen acciones proactivas para garantizar el suministro de pruebas en las localidades que reciben muchos pacientes.

“En el día de hoy (lunes) nos quedamos sin pruebas nuevamente. El suplido no esta fluyendo como debería de fluir. Estamos teniendo mucha dificultad y entiendo que a los hospitales les está ocurriendo exactamente lo mismo”, afirmó.

“Es bien importante mantener los suplidos de pruebas y vacunas. Creo que ahí el gobierno puede establecer unos buenos controles para que esos suministros lleguen donde tienen que llegar”, concluyó.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.