Otro pleito legal contra Alcaldía de Ponce

(Ponce, 6 de octubre de 2015) Ante la negativa del Gobierno Municipal de Ponce de liberar documentos públicos vinculados al manejo de su nómina y finanzas, el asambleísta de minoría Luis Irizarry Pabón ha recurrido al tribunal.

Mediante una Solicitud Perentoria de Mandamus, el portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) en la Legislatura Municipal reclama a la administración de la alcaldesa María Meléndez Altieri que entregue documentos oficiales relacionados al reclutamiento de personal de confianza.

Esta práctica, plantea Irizarry Pabón, viola la Ordenanza 75 que prohíbe nuevas contrataciones durante el año fiscal en curso.

El reclamo ante el tribunal también requiere la entrega de un informe detallado sobre la nómina y el registro de contratos mensuales del ayuntamiento, durante este y los pasados tres años fiscales.

El recurso legal fue radicado el pasado 1ro de octubre en el Tribunal de Primera Instancia de Ponce.

“Es lamentable que se tenga que llegar a esto para atender un asunto de transparencia tan básico como es la entrega de documentos públicos”, sentenció Irizarry Pabón en entrevista con La Perla del Sur.

“Pero el no dar información ha sido la norma en la administración de María Meléndez Altieri”, continuó. “Tal parece que ellos todavía no han entendido que la ciudadanía tiene derecho a saber en qué se utiliza o mal utiliza el dinero en el Municipio de Ponce”.

“Es una inmoralidad que tengan casi 1,400 empleados a reducción de jornada y sigan contratando personal de confianza”, añadió.

El legislador municipal dijo además que peticiones previas para que le entreguen estos documentos han sido ignoradas por la dirección del ayuntamiento desde el pasado mes de abril.

Asimismo, denunció que una resolución presentada hace un mes ante la Legislatura Municipal con el mismo reclamo tampoco fue atendida.

“Estos son documentos públicos y que los legisladores municipales necesitan para sus funciones. De hecho, son documentos que, según establece la Ley de Municipios Autónomos, se tienen que entregar a solicitud de cualquier ciudadano”, dijo por su parte el representante legal de la parte demandante, Rolando Emmanuelli Jiménez.

El nuevo pleito es solo el más reciente capítulo en una batalla de reclamos para que la Administración Municipal presente documentos públicos ante los legisladores de minoría en la Asamblea.

En el 2013, Irizarry Pabón radicó un recurso legal para obligar al Municipio a presentar el informe financiero en el que amparó y justificó la reducción de jornada y sueldo a casi 1,400 empleados municipales.

En dicha ocasión, el tribunal dictó sentencia y ordenó la liberación de datos, con los cuales quedó al descubierto un patrón de gastos excesivos, presupuestos descuadrados e insuficiencia de fondos en caja.

En otras instancias, tanto Irizarry Pabón como otros asambleístas de minoría han denunciado además cómo la mayoría novoprogresista en la Legislatura Municipal ha aprobado en votación partidista decenas de medidas relacionadas a préstamos, donativos y transferencias de fondos públicos, sin mostrar ni entregar informes financieros que justifiquen las transacciones.

“O asumimos que los legisladores de mayoría tampoco están recibiendo la información y están votando ciegamente, o simplemente es a los legisladores de minoría que se le está negando la documentación. Es una de dos”, insistió Irizarry Pabón.

“Nosotros en la minoría estamos votando en la negativa, porque no podemos aprobar algo que desconocemos, si no nos permiten fiscalizar en el momento”, concluyó.