Pierluisi pide a titular de Salud fiscalización de órdenes ejecutivas que ordenan vacunación contra COVID-19 a empleados públicos y privados

El gobernador fue cuestionado nuevamente sobre si se tomarán nuevas medidas ante el alza en hospitalizaciones

Foto: Suministrada

SAN JUAN – El gobernador Pedro Rafael Pierluisi Urrutia dijo el viernes que solicitó al secretario de Salud, doctor Carlos Mellado López para que fiscalice la implementación de las órdenes ejecutivas que ordenan la vacunación tanto para empleados de gobierno como recientemente, en el sector privado.

“Lo que he visto es que todos se están alineando, que el mismo sector comercial, las industrias, los comercios están abrazando la medida porque pues, muchas veces esperan a que el gobierno establezca la pauta y después la siguen”, dijo el gobernador a preguntas de la prensa.

“También le pedí al secretario de Salud que fiscalice las órdenes (ejecutivas). Que aumentemos la fiscalización que estamos llevando por las órdenes que ya están aplicándose. Es decir, por ejemplo, hoteles, hospedajes, restaurantes, barras, esas son las que ya se están en aplicación”, añadió.

Expuso que “cuando entre en vigor lo que acabamos de anunciar ayer (jueves), pues será igual. O sea, es importante que se fiscalicen porque para eso es que se están promoviendo”.

Insistió en que “todo está apuntando a que la vacunación es la solución y Puerto Rico está dando cátedra. Ahora mismo las medidas que estamos tomando están resonando fuera de Puerto Rico y hay otros que están en vías de copiárselas”.

Cuestionado nuevamente sobre si se tomarán nuevas medidas ante el alza en hospitalizaciones, el mandatario aseguró que “todo está bajo control. Y una de las medidas precisamente fue darles incentivos económicos para reclutar nuevo personal e incentivar el personal que tienen”.

El jueves, el gobernador presentó una nueva orden ejecutiva para exigir la vacunación a empleados del sector privado.

Recientemente, mediante decreto, Pierluisi obligó a los empleados públicos a vacunarse contra el COIVD-19, salvo a los que presenten razones médicas o religiosas para así no hacerlos.

Éstos deberán presentar semanalmente una prueba negativa de COVID-19, entre otras medidas.