Piden JCF reconsidere no extender exención del IVU alimentos preparados

“El beneficio es para el pueblo y el pueblo está golpeado. Yo no sé quien no entiende que este pueblo está golpeado”, afirmó Ramón Leal.

Foto: Cybernews

SAN JUAN – El expresidente de la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico (ASORE), Ramón Leal pidió el martes a la Junta de Control Fiscal (JCF) que reconsidere su determinación de no autorizar la extensión de la exención del del impuesto de ventas y uso (IVU) a los alimentos preparados.

“Ayer (lunes) recibimos la noticia que ese beneficio ya no lo va a recibir el pueblo en este momento quizás históricamente difícil, así que aprovecho para solicitar responsable y respetuosamente una reconsideración a esa decisión”, dijo Leal en entrevista radial (NotiUno).

El secretario del Departamento de Hacienda (DH), Francisco Parés Alicea, informó que la JCF denegó la solicitud de la extensión de la exención temporera del pago del IVU en los alimentos preparados que venció a las 11:59 de la noche del lunes, 25 de mayo. Esto, a pesar que sometieron a la consideración de la Junta la extensión también, hasta el 15 de junio, luego que la gobernadora, Wanda Vázquez Garced, anunciara la nueva Orden Ejecutiva 2020-041, que entra en vigor el martes, 26 de mayo.

“Desde el principio de esta emergencia hicimos un llamado al secretario de Hacienda y le solicitamos que se eximiera el IVU a los alimentos preparados. Al ser un asunto fiscal, el secretario de Hacienda tiene que recibir el aval de la Junta de Control Fiscal. Lo aprobaron la primera vez, la segunda y la tercera y en esta ocasión fue una sorpresa para nosotros que no lo aprobaron porque Puerto Rico está en un estado de emergencia”, dijo Leal.

Explicó que los restaurantes son agentes retenedores, por lo que cobran el impuesto y lo envían a las arcas del gobierno. “El beneficio es para el pueblo y el pueblo está golpeado. Yo no sé quien no entiende que este pueblo está golpeado”, afirmó.

Entretanto, de cara a la reapertura limitada desde el martes de restaurantes, salones de bellezas, barberías, entre otros, el expresidente de ASORE dijo que “a 70 días de este toque de queda ya la situación está a un nivel caótico de desesperanza. Muchos restaurantes no van a poder abrir porque se quedaron básicamente sin acceso a capital”.

Solicitó a los dueños de restaurantes que sean responsables y tomen todas las precauciones de distanciamiento social bajo las nuevas guías para evitar más contagios. Por último, dijo que ASORE hizo un censo la pasada semana con 166 restaurantes, que arrojó una pérdida de ingresos que excede el 75 por ciento.

“Muchísimos estamos operando en pérdidas. Más adelante habrá que cuantificar cuántos son los millones y millones que estamos hablando en pérdidas. Hay un factor. El gobierno nos dio la oportunidad, compramos la comida, le pagamos a los empleados, pero la mayoría no estamos pagando renta todavía, ni agua, ni luz, ni seguros. Pero todos esos gastos están ahí y habrá que dar cara a todo eso”, señaló.