Piden investigar incumplimiento de Aduanas con pago de arancel del café

EFE/Barbara Walton

SAN JUAN – Los senadores independentistas Carmelo Ríos y Juan Dalmau radicaron una resolución conjunta para ordenarle al Secretario de Hacienda que agote todos los mecanismos y remedios legales a su disposición, incluyendo la vía judicial, para reclamar a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos que, en cumplimiento de sus obligaciones legales vigentes, le pague al gobierno de Puerto Rico el dinero que ha retenido correspondiente al cobro del arancel del café.

El Tariff Act of 1930, según enmendado, 19 U.S.C. § 1319 (Duty on coffee imported into Puerto Rico), autoriza a Puerto Rico a regular todo lo relacionado a esta industria y, establece la obligación legal de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos de remitir al Departamento de Hacienda de Puerto Rico el dinero recolectado en concepto de arbitrio sobre la importación de café.

Por otro lado, el 48 U.S.C. §740 (Duties and taxes to constitute fund for benefit of Puerto Rico, ports of entry), dice que se le descontarán los gastos administrativos incurridos por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos a la cantidad que se remitirá al Departamento de Hacienda, para que este nutra el Fondo de Innovación para el Desarrollo Agrícola de Puerto Rico (FIDA).

El ingreso derivado del arancel impuesto a la importación del café resulta especialmente indispensable para FIDA porque ésta es una entidad que nunca ha recibido ninguna transferencia de fondos de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP).

“De acuerdo a información provista por el Secretario del Departamento de Agricultura, Carlos Flores Ortega, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos le adeuda al gobierno de Puerto Rico cerca de $9 millones que ha retenido por el cobro del arancel del café en los puertos, pero que no ha remitido al Departamento de Hacienda de Puerto Rico, desde octubre de 2014. Esto ha provocado el disloque de programas e iniciativas que forman parte integral de su plan de trabajo”, lee la exposición de motivos de la Resolución Conjunta del Senado 385.

“Éste es un arancel que pagan los importadores de café cuando el producto arriba a nuestra jurisdicción, y constituye una deuda, con la cual el gobierno federal tiene la obligación de cumplir. En tiempos de crisis fiscal el dinero en controversia podría dirigirse a la creación y subvención de nuevos proyectos agrícolas y sobre todo luego de la destrucción de las siembras del café por los efectos de los huracanes Irma y María en septiembre del año 2017”, exponen los senadores.