Pide a CMS extender beneficios Ley CARES a Medicare Advantage para evitar cierre de hospitales

Puerto Rico, por su condición de territorio, no aplican los programas de descuento de Medicare

foto: Suministrada

WASHINGTON, D.C. – La comisionada residente, Jenniffer González Colón, urgió el lunes a la Administradora de la Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, Seema Verma, discutir alternativas para que los hospitales en Puerto Rico puedan gozar de ciertas ayudas que se ofrecen bajo la ley CARES, para que cuenten con los recursos económicos para mantenerse operando durante esta emergencia nacional de salud por la propagación del coronavirus, COVID-19. 

En una carta enviada a Verma, la funcionaria explicó las dificultades que han enfrentado los hospitales en la isla, teniendo en algunos casos que despedir empleados, en una situación donde ellos son la primera línea de defensa.

“Los hospitales han estado, y seguirán estando, en la primera línea de los esfuerzos de respuesta al coronavirus, impulsando la necesidad de suministros e incurriendo en gastos extraordinarios. Con la curva COVID-19 en Puerto Rico comenzando a aumentar, existe una preocupación válida de que cuando alcancemos el pico del COVID-19, nuestros hospitales no estarán en condiciones de manejarlo. La situación es grave y debe abordarse con urgencia”, dijo la funcionaria en la carta.

Detalló que la Ley CARES expande el Programa de Adelantos de Medicare para mantener el flujo de fondos para proveedores de salud basándose en los pagos de los últimos seis meses de la cubierta original de Medicare.

Puerto Rico recibe este beneficio, sin embargo, no es proporcional a la necesidad real. Contrario a los estados, en Puerto Rico la mayoría de los beneficiarios de Medicare reciben servicios a través de organizaciones locales de Medicare Advantage (MA) no de la cubierta original de Medicare; esto es un 90 por ciento de los beneficiarios de la Parte A y la Parte B y un 97 por ciento de los beneficiarios duales.

Precisó que en Puerto Rico, más y más envejecientes eligen la cubierta de Medicare Advantage porque obtienen los beneficios básicos de Medicare tradicional a un costo mucho más bajo.

El hecho de que en Puerto Rico, por su condición de territorio, no aplican los programas de descuento de Medicare obliga a muchos envejecientes a escoger esta cubierta, aún cuando su cobertura es mucho más restringida.

Al no recibir la ayuda proporcionalmente con la necesidad en la isla, los proveedores de salud enfrentan retos más grandes comparados con sus contrapartes en los estados continentales, a esto se suma la condición de isla del territorio que limita el movimiento de enfermos a áreas donde sí se tengan los recursos, añadió.

“El censo más reciente sobre la utilización del hospital muestra que Medicare original representaba solo el 10 por ciento de la utilización. Debido a que muchos de los mecanismos incluidos en la Ley CARES (PL 116-136) buscan proporcionar un flujo de caja inmediato a los hospitales basados en Medicare original (por ejemplo, alivio de secuestro de Medicare, complementos de pago de IPPS, anticipos de reembolsos originales de Medicare, extensión GPCI 1.00 piso), apenas reciben un alivio los hospitales en Puerto Rico con sus problemas de flujo de efectivo”, explica la comisionada en la carta.

Esta determinación de basarse en las transacciones con relación sólo al Medicare original y no al Medicare Advantage que predomina en la isla, perjudica a Puerto Rico en las demás asignaciones de fondos que se están basando en esa fórmula.

Ejemplo, el primer desembolso de fondos del Programa de Pago Acelerado y Adelantado de Medicare de la Ley Cares, a nivel nacional los hospitales recibieron adelantos de 58 billones 600 millones 580 mil 525 dólares, mientras que los médicos y otros proveedores recibieron 4 billones 784 millones 306 mil 713 dólares para un total de 63 billones 384 mil 887 mil 238 dólares.

Según la funcionaria, en Puerto Rico los hospitales recibieron 98 millones 089 mil 492 dólares y los médicos y otros proveedores recibieron 2 millones 360 mil 356 dólares. Sacado a por cientos, Puerto Rico recibe unos fondos en desproporción a la necesidad de la isla.

De la misma forma en los 100 millones de dólares repartidos por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS) de la Ley CARES, Puerto Rico obtuvo la transferencia más pequeña en términos absolutos y la cantidad más pequeña en términos de población y de población sobre 65 años, excepto por las Islas Vírgenes. Incluso Vermont y Wyoming que tienen sólo un 20 por ciento de la población que tiene Puerto Rico obtuvieron más.

La  comisionada espera poder discutir alternativas con CMS próximamente, para asegurar que las próximas distribuciones de fondos se lleven a cabo priorizando aquellas jurisdicciones penalizadas por el uso de una fórmula de distribución que excluye el Medicare Advantage y los llamados “hot spots” o lugares con mayor confirmación de casos del COVID-19.