Pescadores reciben ayudas económicas federales

Foto Cybernews

Fajardo – El  presidente de la Cámara de Representantes Carlos “Johnny” Méndez Núñez, el alcalde de Fajardo, José Meléndez, y el secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Rafael Marchago Maldonado hicieron el martes, la entrega a unos 17 pescadores de la zona Este de los primeros cheques de las solicitudes de ayuda directa por concepto de pérdida de ingresos por los huracanes Irma y María, a través de la Propuesta aprobada por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), “Puerto rico Hurricane Fishery Disaster Recovery” a los pescadores comerciales.

“Los pescadores de la región Este de la Isla componen una parte muy importante de nuestro motor económico. La pesca, que ha sufrido los estragos de los huracanes Irma y María, y ahora la pandemia, necesita este tipo de ayuda. Agradezco a la Comisionada Residente por siempre buscar alternativas para continuar ayudando a los residentes y comerciantes de esta zona. Estoy convencido que la pesca tendrá un nuevo resurgir gracias a gestiones como esta”, expresó Méndez Núñez en comunicación escrita.

Luego del Huracán María, la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) anunció que Puerto Rico recibiría aproximadamente 11.4 millones de dólares en fondos de desastre para la industria pesquera.

Estos fondos surgen de la Ley Bipartita del Congreso del 2018 donde la comisionada residente, Jenniffer González Colón, logró la inclusión de Puerto Rico en los programas de ayudas para las jurisdicciones impactadas por desastres naturales en el 2017.

El 1 de abril de 2020, la NOAA aprobó y desembolsó al DRNA 9.7 millones de dólares; de esos 400,000 dólares se proveerían en ayudas directas a los pescadores como las entregadas hoy.

El resto sería para restauración del hábitat (680,000 dólares), reparación de rampas, infraestructura de villas pesqueras, entre otros (5,749,540 dólares); investigación y educación (541,035 dólares); y gastos administrativos como recolección de data entre otros (2,420,548 dólares).

El 1 de septiembre de 2020, NOAA aprobó y desembolsó los restantes 1.6 millones de dólares al DRNA, los cuales se utilizarían para cubrir pérdida de equipos y materiales para los pescadores.

“La industria pesquera es una parte importe de nuestra economía, particularmente en nuestras comunidades costeras. En el 2015, por ejemplo, el sector de la pesca comercial generó alrededor de 10 millones de dólares en desembarques. Es por ello que desde el Congreso hemos trabajado para asegurar que nuestros pescadores en Puerto Rico tuvieran acceso a recursos federales para cubrir los daños y pérdidas que sufrieron luego de los diferentes desastres por los cuales hemos atravesado. El sector de la pesca en Puerto Rico continuará siendo una parte importante de mi agenda de cara al futuro, así como cuando convoqué el año pasado la Primera Cumbre de Pescadores para entablar un diálogo sobre sus preocupaciones y propuestas. Siempre tendrán en mí una aliada, y me complace que hoy por fin podamos comenzar a distribuir parte de la ayuda que trabajamos desde el Congreso”, expresó la comisionada residente, Jenniffer González Colón.

“La industria de la pesca ha sido vital en la economía fajardeña desde la fundación de la ciudad, por esta razón agradezco la gestión de la Comisionada Residente, Jenniffer González Colón y del Representante Johnny Méndez por gestionar y lograr estos incentivos económicos tan importantes para nuestros trabajadores del mar”, manifestó el alcalde de Fajardo, José Aníbal Meléndez.

Los fondos de esta propuesta apoyan la resiliencia y sostenibilidad de los recursos pesqueros, incluyendo los hábitats y ecosistemas marinos, la infraestructura, y las investigaciones, según las guías de NOAA.

El licenciado Machargo expresó: “Luego de un árduo trabajo en equipo, nos sentimos satisfechos de los esfuerzos de procesamiento de las solicitudes recibidas y de lograr la generación de los primeros cheques para los pescadores comerciales. En la medida en que hagamos más resiliente la infraestructura necesaria para los pescadores y restablezcamos los recursos pesqueros lo suficientemente para que haya disponibilidad de recursos marinos, el sector pesquero podrá continuar operando”.

En total se recibieron 436 solicitudes de pescadores, las cuales se evaluaron tomando en consideración que los pescadores tuvieran sus licencias al día al momento de los huracanes Irma y María, haber cumplido con el requerimiento de rendir estadísticas pesqueras en el año 2017, incluyendo radicaciones negativas; o aquellos dueños de “Charter Boats”, cuyas licencias o permisos del DRNA estuvieran vigentes durante el Huracán Irma (6 de septiembre de 2017) o el Huracán María (20 de septiembre de 2017).

Además, debieron haber cumplimentado y sometido al DRNA el Formulario de Solicitud de Ayuda y el Formulario de Proveedores (SC730- “Vendor’s form”), en o antes del 14 de agosto de 2020.

Otra de las ayudas para los pescadores que la comisionada trabajó y continúa dando seguimiento son los fondos bajo la Ley Cares, donde Puerto Rico recibirá $993,006.

A diferencia de los fondos del huracán María, estos fondos por la pandemia serán manejados por la Administración para el Desarrollo de Empresas Agropecuarias (ADEA) bajo el Departamento de Agricultura de Puerto Rico.

El plan de desembolso ya fue sometido y está bajo evaluación de NOAA.