Pentágono identifica al soldado muerto en Siria

El soldado perdió la vida este lunes

Pentágono, (Foto: Visualhunt)

Washington – El Departamento de Defensa divulgó hoy la identidad del soldado fallecido este lunes por causas “no relacionadas con una acción de combate” en Siria, donde las fuerzas del país forman parte de la coalición internacional que lucha contra el yihadismo.

El soldado de primera clase, Michael A. Thomason, de 28 años de edad, perdió la vida en la ciudad de Kobani, próxima a la frontera con Turquía, por causas que aún no han sido desveladas.

Thomason, que era oriundo de la localidad de Lincoln Park (Michigan), formaba parte del segundo batallón del 327º Regimiento de Infantería, que tiene su base en el cuartel de Campbell, en el estado de Kentucky.

El Ejército lidera en Irak y Siria una coalición internacional compuesta por 74 países y 5 organizaciones que combate el terrorismo, principal objetivo de la operación “Determinación Inherente” (“Inherent Resolve”) y que cuenta con la aprobación de una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

A pesar de que el pasado 23 de marzo las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza armada liderada por kurdos que ha jugado un papel fundamental en la lucha de la coalición internacional, anunciaron la toma de la localidad siria de Al Baguz y con ella el fin del llamado califato del grupo islamista radical Estado Islámico (EI), los combates continúan en la región.

No obstante, las fuerzas estadounidenses ya han comenzado el repliegue de sus tropas.

En un principio, el presidente, Donald Trump, anunció que esta retirada comenzaría a finales del año pasado, cuando el mandatario dio por derrotado al EI.

Sin embargo, el rechazo a esta medida por parte del estamento castrense y político llevó al comandante en jefe a retrasar la salida de las tropas desplegadas en siria.

Asimismo, el Pentágono ha defendido que, pese a que vuelva a casa el grueso de su Ejército, una parte del mismo -en torno a unos 200 militares- permanecerá en la región para asesorar a las fuerzas de seguridad locales.

En esta contienda, que comenzó a finales de 2001, han perdido la vida en torno a 2,400 estadounidenses.