Paradores afirman que los ríos y playas siguen abiertos para una diversidad de actividades

Para Xavier A. Ramírez, Gerente General del Combate Beach Resort en Cabo Rojo, las nuevas restricciones no representan un cambio significativo para sus huéspedes; ya que están a tan solo 100 metros de la playa y sus huéspedes usualmente intercalan el uso de la playa y la piscina, varias veces al día.

foto: Cybernews

ADJUNTAS – La Asociación de Dueños de Paradores y Turismo de Puerto Rico indicó este domingo que basado en la Orden Ejecutiva – 2020-80, las playas y ríos de la Isla están abiertos para el uso y disfrute del pueblo puertorriqueño, con algunos usos restringidos, para minimizar la aglomeración de personas y reducir el riesgo de propagación del virus.

“Definitivamente apoyamos las directrices y la prioridad que le asigna la honorable gobernadora (Wanda Vázquez) a la salud de nuestro pueblo, y aunque no hay base científica para sustentar algunas de las nuevas pautas, hemos hecho los ajustes necesarios en nuestros paradores y restaurantes para estar en total cumplimiento. Sin embargo, hacemos esta aclaración ya que se ha estado diseminando incorrectamente que “nuestras playas están cerradas”. Le estamos causando un daño irreparable a miles de empresas y a los sobre 80,000 empleados en el sector turístico, el más afectado por la pandemia”, indicó Jesús Ramos, presidente de la Asociación, y dueño del Parador Villas Sotomayor en Adjuntas.

“Nuestros ríos y playas son una pieza clave de nuestra oferta turística y recreativa, por lo que agradecemos a la honorable Gobernadora y la secretaria del Departamento de Recreación y Deportes (DRD) por las clarificaciones que se han hecho luego de los anuncios de la orden ejecutiva”, añadió Tomás Ramírez, codueño del Combate Beach Resort, y pasado presidente de la Asociación.

Según el Boletín Administrativo 2020-080 y la Carta Circular 2020-12 del DRD, se autoriza el uso de las playas para actividades o deportes individuales como correr, caminar, surf, vela, remo, buceo, vóleibol o tenis de playa, entre otros. Además, se pueden hacer actividades como el nado en aguas abiertas, kayak y “paddle board”. Ciertamente, no se puede acampar en la orilla, ni llevar casetas, sombrillas, neveritas, o sillas para estacionarse a tomar el sol. Inclusive se autoriza el adiestramiento grupal de hasta seis personas, siguiendo las reglas y normas de distanciamiento fisco y el uso de mascarillas, prescrito por el DRD.

Para Xavier A. Ramírez, Gerente General del Combate Beach Resort en Cabo Rojo, las nuevas restricciones no representan un cambio significativo para sus huéspedes; ya que están a tan solo 100 metros de la playa y sus huéspedes usualmente intercalan el uso de la playa y la piscina, varias veces al día.

“Hemos hecho ajustes adicionales en nuestras facilidades para asegurar el disfrute máximo de nuestros visitantes en un ambiente acogedor, seguro y saludable. En particular, nuestros huéspedes pueden disfrutar de sobre 30 actividades recreativas, incluyendo el uso de la playa, según estipulado, tomar el sol, relajarse y bañarse en la piscina en dos turnos de dos horas cada uno; pueden rentar kayaks, “paddle boards” y bicicletas, y jugar volibol de arena en nuestras facilidades. Además, pueden disfrutar del arte de la fotografía, observación de aves, y otras actividades recreativas en las 1,960 cuerdas del Refugio de Vida Silvestre de Cabo Rojo. Otros paradores en la Región de Porta del Sol, tales como Boquemar, El Faro, y Guánica 1929 proveen actividades muy similares” añadió Ramírez.

Algo parecido reportó Jesús Ramos en la ciudad del Gigante Dormido. “Las lluvias recientes han embellecido los dos ríos que pasan por nuestra propiedad de 79 cuerdas y las nuevas temperaturas invitan a una escapada familiar con el espíritu navideño.”

“Todo está funcionando con las medidas de salud y seguridad necesarias. Nuestros huéspedes pueden disfrutar de sobre 15 actividades recreativas, incluyendo el uso de los ríos, según convenido; tomar el sol y bañarse en las dos piscinas, jugar baloncesto y volibol de arena con su grupo familiar, correr bicicleta, y cabalgar en uno de nuestros caballos. Además, pueden visitar la granja Don Juan donde tenemos varios animales y producimos sobre 70 productos agrícolas que servimos en nuestros dos restaurantes”, añadió Ramos.

Hay 13 paradores certificados por la Compañía de Turismo de Puerto Rico y cada cual tiene una oferta para un gusto y presupuesto. Para más información sobre la oferta turística de los paradores para la temporada navideña que se avecina puede ir a la página de internet voyturisteando.com.