Pandemia obliga a la posposición de bodas o a la celebración de bodas íntimas

Foto: Full Shot Entertainment & Media Agency

Puerto Rico – Si entre sus planes estaba casarse este año, sepa que por el momento, la únicas bodas permitidas son las civiles con una cantidad mínima de invitados y siguiendo todos los protocolos de seguridad como el uso de mascarillas y distanciamiento social.

Las bodas sí se pueden hacer con un oficiante -que vendría siendo un abogado con licencia notarial- pero lo que se tardaría un poco sería la Licencia para Contraer Matrimonio, ya que hasta nuevo aviso se está tramitando vía correo electrónico porque el Registro Demográfico se encuentra cerrado por la pandemia y el personal solo está trabajando remoto. 

Así lo explicó la coordinadora de eventos, Maricelli Meléndez, quien ha visto cómo estos eventos tan especiales han sufrido una transformación o han tenido que ser pospuestos para cumplir con las expectativas de los novios. 

“Las restricciones que nos estamos encontrando es que no hay sitio para celebrarlas, aunque sean pequeñas los sitios para celebrarlas son bien pocos y obviamente aunque la boda sea pequeña no significa que va a salir casi gratis porque hay unos costos operacionales por el COVID, el famoso Covid Fee para desinfectar los salones, todas las compras de las cosas como los termómetros…”, mencionó Meléndez sobre algunas de las trabas que ha encontrado en estos momentos. 

“Mi recomendación es que hagan las bodas en casas privadas, terrazas, patios o en áreas de las casas, porque lamentablemente las áreas comunes de las urbanizaciones o condominios no se pueden utilizar, los restaurantes no permiten más de 6 personas en una mesa y los salones grandes para usarlos para solo 10 personas, a mi como coordinadora no me lo están permitiendo”, indicó. 

Por otra parte, explicó que la cantidad de personas permitidas en las bodas se ha reducido drásticamente. “Básicamente es los novios, los padrinos, los padres de ambos contrayentes, los hermanos y sus parejas y la amistad más íntima que tengan ambos novios, ya ahí fácil tienes de 10 a 12 personas, más el fotógrafo y alguna persona para el catering o servicio de bebidas, que serían a lo máximo 15 personas”, detalló Meléndez. 

Sin embargo, señaló que espera que para septiembre o octubre las bodas puedan aumentar para 50 personas y para Navidades pueda ser para 75 personas. “Si quieren tener más invitados mi recomendación es que no cancelen, sino que pospongan la celebración”, aconsejó Meléndez. 

 

Suplidores testifican posposición de encargos para bodas 

“En el caso del Castillo y el Jardín Japonés se están posponiendo las bodas; todas las bodas que han habido para estos pasados meses se han movido para fechas, ya sea para finales de año o principios y mediados del 2021. Como la orden ejecutiva no nos ha permitido reabrir operaciones no hemos podido realizar bodas”, testificó Wilfredo Román, supervisor del Departamento de Actividades y Coordinador de Recursos Humanos del Patronato del Castillo Serrallés, Inc. 

Por otro lado, la decoradora Lydia Sierra dijo a La Perla del Sur que el asunto de los temblores y luego la pandemia han impedido que reanude las labores normales en su negocio. “Todas mis bodas han sido pospuestas… todas las demás bodas casi todas están para febrero y abril. Yo quisiera volver a trabajar porque esa es mi pasión, pero todavía no se ha dado”, manifestó Sierra. 

Otro de los suplidores de servicios necesarios en las bodas, además de un buen local y una buena decoración, lo son los fotógrafos. En el caso de Henry Joel Colón, de Full Shot Entertainment & Media Agency, no le han cancelado bodas, pero sí se las han pospuesto. 

“Obviamente, nosotros, como profesionales, que no solamente hacemos fotos sino también vídeos, lo que hacemos es que todos los equipos los desinfectamos antes, durante y después. Todos utilizamos mascarillas, cumplimos con el distanciamiento social. Lo que sí dialogamos con las parejas es que si van a celebrar las bodas en estos precisos momentos eviten los besos y abrazos con los invitados, para cuando nosotros captemos esas fotos se vea que hubo distanciamiento social y que se pueda proteger tanto al coordinador, a la pareja y a nosotros de que se hizo un buen trabajo”, explicó Colón sobre algunas de las medidas de prevención. 

Si desea obtener más información sobre la coordinación de bodas u otros eventos durante la pandemia puede comunicarse con Maricelli Meléndez al 787-384-6081 o escribirle al correo electrónico maricellimelendez@gmail.com. También puede buscarle en Instagram bajo Eventos por Maricelli o por Facebook: Eventos y Coordinación por Maricelli Meléndez

De igual forma, si desea conocer sobre los servicios de fotografía y vídeo durante la pandemia puede comunicarse con Henry Joel Colón al 939-243-6615, escribirle a fullshotenter@gmail.com o en Facebook: Full Shot Entertainment & Media Agency.