Otras formas de combatir el dolor de la migraña

Foto: Visual Hunt

¿Ha tratado de todo para aliviar su dolor de migraña y no encuentra mejoría? No se dé por vencido. 

Los adultos que no toleran muy bien los medicamentos para la migraña podrían encontrar alivio en un dispositivo de prescripción médica. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha permitido la comercialización de dos de estos dispositivos: el Estimulador Magnético Transcraneal Cerena y el dispositivo de neuroestimulación eléctrica transcutánea Cefaly. 

Los estudios clínicos han demostrado que ambos dispositivos son eficaces, y plantean riesgos y efectos secundarios mínimos cuando se usan según las instrucciones de la etiqueta.

Los dolores de cabeza de la migraña se caracterizan por un intenso dolor pulsante o punzante en una zona de la cabeza, acompañados de náusea o vómito, y una susceptibilidad a la luz y el sonido. Cuando no se atiende, una migraña puede durar entre 4 y 72 horas. 

Según los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés), 12 por ciento de los estadounidenses (unos 37 millones de personas) padecen migrañas. Estos dolores de cabeza debilitantes afectan tanto a niños como a adultos, y las mujeres son tres veces más propensas a padecerlos que los hombres (alrededor del 18 por ciento de las mujeres sufren migrañas).

Alrededor de un tercio de las personas con migraña experimentan un aura —disturbios visuales tales como ver puntos, luces que parpadean o un punto ciego— que precede el comienzo del dolor de cabeza.

Dispositivos para el tratamiento de las migrañas

Michael Hoffmann, ingeniero biomédico de la FDA, dice que hay una gran necesidad de recurrir a estos dispositivos no invasivos debido a que muchos fármacos contra la migraña tienen efectos secundarios que algunos pacientes no pueden tolerar.

“Un medicamento puede tener el potencial de acarrear efectos secundarios sistémicos porque es ingerido y metabolizado. También puede tener diversos efectos secundarios que varían de una persona a otra”, explica Hoffmann. “Los pacientes han estado en busca de tratamientos alternativos para la migraña. Como estos dispositivos no son ingeridos ni metabolizados como la terapias farmacológicas, no necesariamente tienen el mismo tipo de efectos secundarios”.

El uso del Cerena está indicado para cuando el paciente siente venir el dolor de cabeza o una vez que comienza. Éste es el primer dispositivo médico cuya comercialización fue permitida por la FDA para aliviar el dolor de cabeza ocasionado por una migraña precedida de un aura.

¿Cómo funciona? Usando ambas manos para sujetar el dispositivo contra la nuca, el paciente presiona un botón que libera un pulso de energía magnética muy corto (de menos de un segundo) para estimular la corteza occipital (la parte posterior del cerebro que procesa la información visual). La tecnología del Estimulador Magnético Transcraneal (TMS) del dispositivo Cerena ha sido estudiada por bastante tiempo ya, pero no fue sino hasta hace poco que se autorizó para usos clínicos específicos.

Cefaly es el primer dispositivo de neuroestimulación eléctrica percutánea (a través de la piel) o TENS, por sus siglas en inglés, al que la FDA concedió la comercialización para usarse antes de la aparición de una jaqueca, como un tratamiento preventivo para los dolores de cabeza de la migraña en pacientes de 18 años de edad en adelante. 

Los pacientes pueden usar Cefaly todos los días, y el tratamiento ha demostrado reducir el número de días en los que las personas experimentan migrañas. La tecnología TENS se ha usado como tratamiento para el dolor en general, pero ésta es la primera vez que se ha autorizado como una medida preventiva para la migraña.

El dispositivo portátil de baterías Cefaly se asemeja a una diadema de plástico para la frente. El usuario se pone un electrodo (un parche) en la frente, conecta la diadema de plástico al electrodo y el dispositivo emite entonces una corriente eléctrica para estimular uno de los nervios largos de la cabeza (el nervio trigémino), el cual se ha relacionado con las migrañas.

“Es una terapia de tiempo fijo: funciona por 20 minutos y se apaga automáticamente”, explica Hoffmann.

Los efectos secundarios de ambos dispositivos incluyen irritaciones de la piel, malestar, somnolencia, mareos y dolor en el lugar de uso. Se informó con poca frecuencia de estos problemas y fueron resueltos pronto, aclara Hoffmann. 

En una encuesta telefónica en la que participaron más de 2,000 usuarios europeos del Cefaly, 95 por ciento no tuvo queja alguna sobre el uso del dispositivo. No obstante, la seguridad y eficacia de estos dispositivos no ha sido establecida entre ciertos grupos, como los niños, las mujeres embarazadas y las personas con marcapasos.