Nuevo paquete de estímulo económico: conozca qué está sobre la mesa

Una propuesta del senador republicano de Ohio, Rob Portman, sugiere que el erario financie un bono semanal temporal para trabajadores desempleados que consigan un empleo o sean recontratados.

Foto Archivo

Un segundo cheque de estímulo económico para ciudadanos y sus familias, términos adicionales para el beneficio por desempleo ampliado, la suspensión de desalojos, créditos fiscales para las empresas que mantengan a los trabajadores en nómina y una extensión sobre la protección de nómina.

Congresistas demócratas y republicanos aún deben llegar a un acuerdo sobre estos y otros asuntos puntuales para paliar los demoledores efectos económicos de la pandemia en los Estados Unidos y sus territorios. Sin embargo, fracasadas las primeras negociaciones, sigue sin definirse una nueva fecha para el diálogo, aunque ambas partes han expresado interés en retomarlo.

“Es hora de que todos regresen a la mesa y hagamos un trato”, planteó el martes, 11 de agosto el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell. Otra ronda de pagos directos en efectivo no debería estar en disputa, continuó. “Llevemos esta ayuda directamente a las personas que la necesitan”.

Pero ¿cuáles son los puntos en controversia del paquete económico que proponen las partes mediante las leyes HEALS (republicana) y HEROES (demócrata)?

Ampliados beneficios por desempleo

El programa, originado con la Ley CARES, ofrecía un pago extra de hasta $600 a la semana para quienes pedían seguro de desempleo por primera vez o ya lo recibían. Aunque caducó el sábado, 25 de julio, los congresistas están analizando la posibilidad de brindar otro apoyo.

Los republicanos apoyan su extensión, aunque a una tasa reducida, alegando que $600 a la semana es un alivio demasiado generoso. “Hemos aprendido lo que ya sabíamos”, dijo el senador Chuck Grassley el pasado 27 de julio, “que cuando le pagas a la gente más para que no trabajen, la gente no va a trabajar. Y lo que este país necesita son más trabajadores”.

Entretanto, los demócratas apoyan la extensión del beneficio de $600 y se oponen a la propuesta del Senado, que limitaría estos beneficios al 70 o 75 por ciento de los salarios perdidos, comenzando por pagos de $200 semanales, hasta un tope eventual de $500 por semana, con asistencia estatal.

¿Qué podría ocurrir? Según el editor asociado de CNet, Clifford Colby, ambas partes podrían extender a corto plazo los beneficios por desempleos, en lo que discuten los detalles de la siguiente ley.

Moratoria de desalojo

Otra de las propuestas reclama que se ayude a pagar el alquiler e hipotecas de viviendas a personas con problemas de ingresos, especialmente ahora que Estados Unidos enfrenta una potencial crisis de desalojos que podría causar que hasta 40 millones de personas pierdan sus hogares: una cifra que equivale al 12 por ciento de la población de ese país.

El remedio podría ayudar temporalmente a pagar el alquiler si se reúnen ciertos requisitos y suspendería los desalojos por un año. También ayudaría a cubrir gastos de vivienda debido a la falta de pago del alquiler.

Y aunque las protecciones actuales han expirado, una orden ejecutiva del presidente Donald Trump busca que se renueve la moratoria contra desalojos, aunque todavía no se han tomado medidas directas.

“El Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano tomará medidas, según corresponda y de conformidad con la ley aplicable, para promover la capacidad de los inquilinos y propietarios de evitar el desalojo o la ejecución hipotecaria como resultado de las dificultades financieras causadas por el Covid-19”, dicta la orden ejecutiva.

La protección contra el desalojo no formaba parte de la propuesta del Senado, pero ha sido un tema que Trump ha impulsado para su inclusión. Al igual que con el seguro por desempleo, el Congreso inicialmente buscó extenderlo por separado en lo que se discute el proyecto de ley final.

Protección de Nómina para negocios

Para ayudar a que la gente retenga su empleo, el Programa de Protección de Nómina (PPP en inglés) ofrece préstamos condonables a pequeños negocios como incentivo para que conserven a sus empleados.

“En general, el PPP no ha preservado demasiados empleos”, escribió Joshua Gotbaum, un académico de economía en Brookings Institution. “Un cuidadoso estudio descubrió que las empresas pequeñas acreedoras del PPP despidieron empleados igual de rápido que otros negocios”, añadió.

Aun así, ¿por qué podría extenderse? La propuesta de los republicanos va dirigida a apoyar a las pequeñas empresas más afectadas, dijo la senadora Susan Collins de Maine, ya que incluiría a las empresas con pérdidas de ingresos del 50 por ciento o más durante el año pasado.

Retención del crédito fiscal

Otro programa, el de Retención del Crédito Fiscal, permitiría que un empleador reciba reembolsos en créditos fiscales durante la pandemia. El empleador puede usar esos créditos para aplicar a los impuestos que deba o incluso hasta obtener un reembolso de efectivo.

Según apunta CNet, la propuesta de los republicanos, la Ley HEALS, incluye un crédito fiscal para las empresas que contratan y recontratan trabajadores, y la Ley HEROES respaldada por los demócratas también se basa en los créditos fiscales que formaron parte de la Ley CARES inicial. Por lo tanto, ya hay apoyo bipartita a la propuesta.

Bono de regreso al trabajo de $450

Asimismo, una propuesta realizada por el senador Rob Portman, republicano de Ohio, sugiere que el erario financie un bono semanal temporal para trabajadores desempleados que consigan un empleo o sean recontratados.

Este bono, adicional a su sueldo, sería de $450 semanales, según Portman.

El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, sugirió que el bono sea parte de la propuesta HEALS, pero McConnell y los otros representantes del Senado no han mencionado el tema.

Reducción fiscal de nómina

El presidente de los Estados Unidos también ha impulsado la idea de que el próximo paquete de estímulo incluya reducciones fiscales en la nómina, lo que podría reducir las deducciones fiscales del empleador y empleado, y dejaría más dinero en sus manos.

El plan, sin embargo, no ayudaría a las personas desempleadas que no reciben un salario. Para el 13 de agosto, 15.5 millones de personas aún estaban cobrando el seguro por desempleo.

Trump firmó un memorando el 8 de agosto para aprobar la ley de reducción de impuestos sobre la nómina, pero no está claro si tiene el derecho legal para hacerlo.

“Generalmente, las decisiones financieras como los recortes de impuestos son autorizados por el Congreso y no por una orden presidencial. Por esta razón es que tendremos que esperar y ver si se toman acciones legales en contra de la orden ejecutiva”, añade Colby.

Ni la propuesta de ley de HEROES, ni el plan propuesto por el Senado incluyen un recorte de impuestos sobre la nómina.