Nueva polémica por tala de árboles en Ponce

En la tarde de ayer, una brigada de la empresa Xperts acudió a la carretera PR-505, entre las urbanizaciones Glenview y Jardines de Ponce, para cortar el primero de siete árboles maduros previamente marcados con cintas color rosa. Los ejemplares existen desde hace décadas y fueron de los pocos que sobrevivieron en esa zona al embate del huracán Maria.

Foto: Omar Alfonso

Al menos media docena de árboles de gran tamaño localizados en una transitada avenida de la Perla del Sur podrían desaparecer en las próximas horas, de concretarse la sospecha de residentes de las comunidades Glenview y Jardines de Ponce.

Según alertaron en la tarde de ayer, una brigada de la empresa Xperts acudió este jueves a la carretera PR-505 para cortar el primero de siete árboles maduros que previamente habían sido marcados con cintas color rosa.

Los ejemplares existen desde hace décadas y son de los pocos que sobrevivieron en esa zona al embate del huracán Maria, agregaron vecinos que pidieron no ser identificados.

Solo uno de ellos supera los 60 pies de altura y su tronco posee una circunferencia de 128 pulgadas a la altura del pecho, constató este semanario.

Según registros de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), la compañía Xperts LLC fue contratada por la corporación pública para el corte, desganche y poda de árboles que “interfieran o puedan interferir con las  líneas eléctricas” de transmisión y distribución.

Los árboles marcados con cintas ubican en la zona peatonal de la PR-505 y algunas de sus copas confligen con líneas eléctricas que transcurren junto a la urbanización Jardines de Ponce. Otros no, ya que han sido podados.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El contrato con Xperts ha sido enmendado en dos ocasiones para alargar su término y elevar su compensación, de $9 millones acordados el 7 de febrero de este año a $14.5 millones el pasado 26 de agosto. La vigencia del acuerdo con la AEE se extiende ahora hasta el 30 de junio de 2021.

Esta empresa es la misma a la cual el Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos delegó en el 2017 la multimillonaria remoción de escombros tras el paso del huracán Maria. Según confirmó ese año el Centro de Periodismo Investigativo, la empresa se creó en el 1986 bajo la dirección de Alberto González Chacón. Desde el 14 de septiembre de 2016, su nuevo presidente es Alberto José González de Jesús.

De ocurrir la tala de estos árboles se añadiría otra página a la reciente secuencia de controversias en las que ciudadanos denuncian la destrucción masiva de ejemplares en todo Puerto Rico.

Los reportes se han multiplicado desde el pasado mes de septiembre y han incluido episodios en el zoológico de Mayagüez, el centro vacacional Monte del Estado en Maricao, el balneario de Cerro Gordo en Vega Baja y el parque Julio Monagas en Bayamón, detalla una petición de paralización del colectivo ambiental Ciudadanos del Karso.