No te dejes sorprender por el cáncer cervical

Foto: DS

La educación y la prevención son las  herramientas más poderosas en nuestra la salud. Enero, mes en donde celebramos la concienciación del cáncer cervical, sin embargo nuestra responsabilidad estriba en estar en plena atención de nuestro cuidado en la salud durante todo el año.

El cáncer cervical es el séptimo cáncer más diagnosticado en mujeres y 1 de cada 91 mujeres que nazca hoy en Puerto Rico podrían desarrollar cáncer cervical durante su vida. En términos básicos, el cáncer cervical comienza en las células de la superficie del cuello uterino y su desarrollo por lo general es muy lento. 

Dicho cáncer -en sus inicios- se observa como un tipo de lesión precancerosa que se le conoce como displasia; en esta fase la misma puede ser detectada por una citología vaginal y es altamente tratable. Sin embargo, pueden pasar varios años para que la displasia se convierta en efecto en lo que conocemos como cáncer cervical.

Se ha evidenciado que un alto porcentaje de mujeres que son diagnosticadas con cáncer cervical no han sido sometidas a citologías vaginales regularmente o no han dado el seguimiento oportuno a resultados anormales de dichos procedimientos. 

Según el Registro Central de Cáncer de Puerto Rico, desde el año 2000 hasta el 2017, la incidencia del cáncer cervical ha aumentado un promedio de 2.1% por año, mientras que la mortalidad se ha mantenido estable. Se estima de 1 de cada 4 casos de cáncer cervical se diagnostica en mujeres de aproximadamente entre los 40 años a los 49 años y 1 de cada 5 muertes por cáncer cervical ocurrieron entre las edades de los 60 años a 69 años. En este artículo te compartimos información educativa basada en evidencia científica acerca del cáncer cervical y para que tomes acción en tu salud. 

Síntomas más comunes: 

  • Flujo vaginal inusual
  • Sangrado inusual entre períodos o luego de relaciones sexuales 
  • Dolor pélvico 

Factores de riesgo: 

  • Infección con el Virus del Papiloma Humano (VPH)
  • Número de parejas sexuales aumenta el riesgo de infección con VPH
  • Fumar y el uso de pastillas anticonceptivas
  • Otras infecciones de transmisión sexual

Las pruebas de detección temparana utilizadas y recomendadas son la prueba de Virus del Papiloma Humano (VPH) y la prueba de Papanicolaou (Pap). Sin embargo, es de suma importancia que se considere dentro de los planes de acción, la vacunación contra el VPH.

No duden en solicitar información sobre las mismas a su médico especialista, de esta manera se puede lograr una detección temprana en caso de escenarios no planificados y así aumentar la oportunidad de sobrevivencia y calidad de vida para usted. La calidad de vida es de suma importancia, ya que la misma puede impactar esferas de su diario vivir.

Tome acción si encuentra que está en alto riesgo o exhibe alguno de los síntomas asociadas con dicha condición. Dar el primer paso es responsabilidad de todos. Edúcate y toma acción.