Natalie Jaresko pide a la gobernadora más atención a los más vulnerables

“El siguiente paso sería que su Gobierno elabore y presente una propuesta específica a la Junta para la distribución de estos fondos al segmento “vulnerable” escribió Jaresko.

foto: Cybernews

SAN JUAN – La directora ejecutiva de la Junta de Control Fiscal (JCF), Natalie Jaresko informó el martes, que le envió a la gobernadora Wanda Vázquez una carta en la que confirma la petición de ésta de entregar 500 dólares para jubilados y empleados del sector privado, pero le pidió mayor atención a la población más vulnerable.

“Hemos recibido su propuesta para poner a disposición unos 349 millones de dólares adicionales para emitir incentivos en cheques de hasta 500 dólares a empleados del sector privado y jubilados. En este espíritu, estamos de acuerdo en que los subsidios en efectivo representan un mecanismo viable para mantener la actividad económica, particularmente en el entorno actual sin precedentes debido al cese agudo de la actividad como resultado de las órdenes de quedarse en casa. Paralelamente, reconocemos tanto al gobierno de Puerto Rico como al gobierno federal de Estados Unidos, ya ha tomado medidas rápidas para impulsar las finanzas del hogar a través de varios mecanismos incluyendo apoyo incremental por desempleo y el Plan de Pagos de Impacto Económico, ambos que ya están desembolsando fondos para el pueblo de Puerto Rico”, dijo Jaresko en la misiva.

“No obstante, es crítico reconocer que hay segmentos significativos de la población puertorriqueña que cae en la amplia categoría descrita como la población “vulnerable” que incluye a las personas sin hogar, de bajos ingresos, con inseguridad alimentaria y discapacitadas, tanto adultos y niños. Además, hay una importante “economía informal” en Puerto Rico que queda fuera del alcance de los programas existentes. Cuando el motor económico se detiene debido a un cese de actividades diarias, los fondos distribuidos en la fuerza laboral “formal” (como lo sugiere este nuevo programa de estímulo) no se transfieren a la parte informal de la economía. Además, mientras nosotros reconocemos que varias de estas personas reciben apoyo de servicios públicos en otros programas (p. ej., OASDI, subvenciones NAP, etc.), queda una parte significativa de la población que ha sido en gran parte expuesto durante esta crisis”, añadió.

Jaresko mencionó que para estimar aproximadamente los números, se proporcionó el paquete de apoyo de medidas de emergencia de Puerto Rico a 218,000 individuos con apoyo directo a través de la bonificación de trabajadores independientes y empleados del gobierno. Además, aproximadamente 300,000 personas están actualmente inscritas en la expansión de programas de desempleo. Finalmente, el Tesoro de los Estados Unidos ha financiado alrededor de 3 mil millones de dólares bajo el Plan de pago de impacto económico, que apoyará a estas mismas personas más unos 2,300,000 residentes adicionales de Puerto Rico cuando estén completamente distribuidos. Asumiendo otros 80,000 no son elegibles principalmente por razones de umbral de ingresos, estimamos 150,000 – 250,000 los puertorriqueños que quedan fuera de cualquier programa de estímulo federal o local aprobado hasta la fecha.

“Así, establecer un programa de estímulo para ayudar a estas personas vulnerables podría costar aproximadamente 150 a 250 millones de dólares para el Gobierno, asumiendo un nivel de soporte de 1,000 dólares por persona, dado el importante apoyo brindado a la economía “formal” como se describió anteriormente, creemos que la situación actual representa una oportunidad ideal para centrar esfuerzos incrementales urgentes en las personas que más lo necesitan. Abordar a los “vulnerables”, como se describió anteriormente, así como a aquellos con problemas de “accesibilidad” debido a la falta de internet, transporte, discapacidad u otros factores personales, evitar el acceso debe representar al grupo objetivo clave si se va a realizar una financiación adicional disponible, según lo propuesto por el Gobierno de Puerto Rico”, señaló.

“El siguiente paso sería que su Gobierno elabore y presente una propuesta específica a la Junta para la distribución de estos fondos al segmento “vulnerable”. Para finalizar, estamos alineados con su compromiso de utilizar completamente los fondos disponibles para ayudar a las personas de Puerto Rico aunque, en lugar de proporcionar más apoyo a partes de la población que están con el apoyo de otros paquetes de estímulo federales y locales, sugerimos una solución que ayuda a proporcionar una solución equitativa a un espectro más amplio de nuestra población”, concluyó.

Documento: 05-19-2020 Carta JCF