Municipio de Salinas solicita un nuevo préstamo de $2,664,755.00

Administración deberá mantener la deficiencia económica para no reembolsar el dinero a FEMA

Foto: Suministrada

SALINAS – Apostando a que no se tendrá que reembolsar el dinero, la administración municipal de la alcaldesa Karilyn Bonilla Colón solicita un nuevo préstamo de $2,664,755.00 a la Administración Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), según denunciara la legisladora municipal y candidata a la alcaldía por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Litzy Alvarado Antonetty.

Alvarado Antonetty dijo que la alcaldesa presenta dos mensajes contradictorios en sus ejecutorias administrativas.

“Los tres años previos al huracán María, el déficit municipal venía aumentando, síntoma de una administración deficiente. De repente la alcaldesa dice que hay un superávit, pero no explica por qué. En el presupuesto habló de recortes millonarios a los municipios, pero mantuvo su sueldo de $7,000.00 mensuales ($84,000.00 al año), y aumentó en un 25% los bonos de verano y navidad, un 20% adicional en contratos para asesoramiento, y el sueldo para algunos directores, ayudantes administrativas y especiales. Ahora solicita un préstamo de $2,664,755.00 proyectando pérdidas considerables en las fuentes de ingresos debido a los efectos del terremoto, a pesar de que Salinas no sufrió considerablemente los efectos de este fenómeno natural. Esta es la administración de la ambivalencia y el doble mensaje”, manifestó.

La Legisladora del PIP comentó que la actual administración está subsistiendo gracias a las crisis de los huracanes, terremotos y pandemias.

“La resolución autorizando a la alcaldesa a solicitar el préstamo, fue enmendada para especificar que el dinero se utilizará para pagar el recogido de basura. Este sería el segundo préstamo que esta administración realiza para el mismo fin. ¿Cómo es que supuestamente tienes un superávit y no puedes pagar el recogido de basura con los propios fondos municipales? ¿El pueblo tendrá que seguir padeciendo huracanes, terremotos y pandemias para que la administración pueda subsistir?”, expresó Alvarado.

“Además, la administración está apostando que ese préstamo no tendrá que pagarse, por una cláusula establecida por FEMA y por la experiencia en otros municipios. Para que esto suceda, el municipio tendría que mantener la deficiencia económica. O sea, en los próximos 5 años nuestro pueblo no puede crecer económicamente, para no tener que pagarle a FEMA el préstamo. Eso me parece una muy mala planificación y proyección”, añadió.

Por último, la candidata a la alcaldía aseguró que no se pondrá fin a la ambivalencia en la información municipal, hasta que no se establezca un proceso de transparencia con el pueblo.

“Por eso sometí una ordenanza, y lo he propuesto en mi programa de gobierno, para establecer el programa de Transparencia Financiera Municipal en el cual se divulgará, a través de un acuerdo colaborativo con el Instituto de Estadísticas o de otra plataforma digital, todas las transacciones, pagos y gastos, evaluaciones de ingresos, costos y beneficios, para permitir al público la fiscalización de su actividad financiera. Mientras esto no se haga, continuará la ambivalencia y dobles mensajes de las administraciones”, dijo Litzy Alvarado Antonetty.