Municipio de Ponce desembolsa segundo pago de horas extras a empleados activados en el terremoto

El pago ascendente a $44,679 será efectivo en la mañana de hoy

La alcaldesa María Meléndez Altieri también autorizó un contrato de $38,500 para Geovanny Vicente Romero, un asesor y estratega político en Washington D.C. que ha escrito columnas donde se resalta la imagen de la ejecutiva municipal. (Fotos archivo)

Ponce – Un total de 213 empleados municipales recibirán hoy mediante depósito directo el pago de sus horas extras trabajadas durante la emergencia de los terremotos del 7 de enero de 2020. 

“Este pago especial es por concepto de horas trabajadas en exceso de su jornada semanal durante la emergencia de los sismos ocurridos en el mes de enero 2020. Las tres (3) semanas pagadas son las que transcurren del 6 al 26 de enero de 2020”, explicó la alcaldesa de Ponce, María “Mayita” Meléndez Altieri.

 Estos fondos son provenientes de la partida de SHAKE2020, que se creó con los fondos provistos por el Gobierno de PR para esta emergencia, que fueron $2 millones. El 75% de este pago, será reembolsado por FEMA.

 “Hace dos semanas el Municipio desembolsó $495,161.00 para el pago de horas extras a empleados de OMME y Policía Municipal, cuyas cifras ascendieron por dependencia a $463,404 para los uniformados y $31,757 para OMME.  Sumas que incluyen el 7.65% del pago al Seguro Social”, recordó la Mandataria Municipal.

“Aunque nos encontramos en medio de una cuarentena y la mayoría de nuestro personal está en aislamiento en sus hogares, continuamos trabajando y cumpliendo con nuestros empleados. Siempre su bienestar y seguridad son nuestra prioridad. Por eso seguimos buscando los recursos necesarios para cumplir con lo que les corresponde”, agregó.

La Alcaldesa también anunció que el próximo pago de horas extras le corresponderá a directores y gerentes.

Desde finales del año 2019 la región sur fue malamente impactada por movimientos telúricos que continúan afectando toda la zona.  No fue hasta el día de Reyes que Ponce comenzó a sentir los estragos de los sismos con cientos de estructuras afectadas, incluyendo edificios públicos, privados, residencias y comercios, entre otros.  Muchas familias emigraron de Puerto Rico a raíz de los mismos, otros tuvieron que dejar sus hogares y refugiarse en centros autorizados o casas de allegados. 

“Los centros de servicio de FEMA en Puerto Rico están cerrados debido a la emergencia del coronavirus COVID 19 pero continúan ayudando a los afectados del terremoto de manera ‘online’ y llamando, libre de costo, al 1-800-621-3362, opción para el servicio en español”, resumió.