Multan y cierran varios negocios en el área de Arecibo

Foto: Suministrada

ARECIBO – Como parte del Plan Anticrimen del Área de Arecibo, la noche del jueves se llevaron a cabo intervenciones en varios negocios de la región de Arecibo que culminaron varias multas y la ocupación de diversos artículos.

Según las autoridades, una de las intervenciones fue en el negocio La Pica de Gallo ubicado en la carretera PR-149 del Barrio Pesas del sector La Cuarta en Ciales. Allí se emitió una multa de 500 dólares por no poseer licencia de vellonera.

El segundo negocio intervenido es El Típico, ubicado en la carretera PR-117 de Morovis. También se multó por no poseer licencia de vellonera y ningún documento visible por 1,000 dólares y 700 dólares por no tener permiso. El negocio fue cerrado por la Junta de Planificación. Además se le removió el contador de la luz por una deuda y se ocupó la bebida.

Otro de los negocios intervenidos fue el Handilejas Spot Bar en la carretera PR-155 de Morovis. Allí se orientó por la Junta de Planificación para que enmendaran los permisos.

Una cuarta intervención se produjo en el negocio Barafrancia en la carretera PR-634, sector Franque en Morovis. El mismo fue multado por la Junta de Planificación por no tener permisos de uso por 700 dólares y fue cerrado. Además, el Departamento de Hacienda lo multó en 1,000 dólares y ocuparon bebidas alcohólicas.

En los predios del establecimiento fue arrestado Sergio Alomar Class, de 39 años y residente del Barrio Patrón de Morovis. Al sujeto le ocuparon dos bolsas de marihuana, un cigarrillo de marihuana y una Toyota Matrix color azul de cuatro puertas de 2005.

De otra parte, los agentes también intervinieron en el negocio Bakanos Sport Bar en la carretera PR-149 del Barrio Río Arriba Saliente de Manatí. La Junta de Planificación emitió una multa de 700 dólares por no tener permiso de barra y Hacienda los multó por 4,000 dólares por seis máquinas tragamonedas, una botella de licor sin sello y no cobrar impuesto sobre ventas y uso (IVU).

La sexta intervención fue en el negocio La Lola en la carretera PR-130 del Barrio Naranjito de Hatillo. El mismo se multó por no tener licencia para vender bebidas por 500 dólares y se expidió orden de cierre y desista.

Participó personal del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC), K9, Agencia Federal de Inmigración y Aduanas, el Departamento de Hacienda, la Junta de Planificación, la Autoridad de Energía Eléctrica, la Policía Municipal de Barceloneta y la Unidad Anticrimen del área de Arecibo.