Mujeres conforman el 32 por ciento de trabajadores autónomos en Cuba

Según datos de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC)

Foto archivo

LA HABANA- Dentro del floreciente sector privado que se abre paso en Cuba, el 32 por ciento del más de medio millón de trabajadores autónomos o “cuentapropistas” que hay en la isla son mujeres, según datos de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

Además, como parte del sector no estatal que se está incentivando con las reformas económicas del presidente Raúl Castro, las mujeres representan el 53 por ciento de las personas asociadas a cooperativas no agropecuarias, mientras que unas 300 féminas dirigen cooperativas agropecuarias a las que están vinculadas 66,000 campesinas.

La estrategia de género aprobada por el Ministerio de la Agricultura de la isla propicia el aumento de mujeres usufructuarias de tierras y en cargos de dirección, señaló la secretaria general de la FMC, Teresa Amarelle, en una entrevista divulgada por la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Amarelle indicó que el sector cuenta con más de 2,000 brigadas en las que participan de conjunto integrantes de la FMC y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), organizaciones sociales oficiales que agrupan a mujeres y campesinos en el país caribeño.

“Ningún país del mundo ha hecho tanto integralmente por sus mujeres como Cuba, ningún presidente pudo pararse (levantarse) en escenarios internacionales y hablar de los avances de las mujeres como lo hizo Fidel Castro (1926-2016)”, resaltó.

De acuerdo con datos oficiales recientes, en el sector estatal civil el 48 por ciento de la fuerza laboral es femenina y las mujeres representan el 80 % de la fuerza técnica y profesional, además de representar el 60 por ciento del personal médico cubano.

La dirigente de la organización indicó que el pasado año más de 55,300 jóvenes cubanas ingresaron en la Federación de Mujeres Cubanas.

La organización femenina cuenta con más de 4 millones de afiliadas -el 89 por ciento de las mujeres mayores de 14 años de la isla- y desde su creación, en 1960, por Vilma Espín, la fallecida esposa del presidente Raúl Castro, sus programas han estado dirigidos a promover la igualdad de la mujer en la sociedad cubana.