Movimiento obrero presionará a patronos por medidas de seguridad

Foto: Suministrada

SAN JUAN – Líderes sindicales tronaron el lunes contra el protocolo establecido por el gobierno a los patronos que comienzan a reabrir sus empresas en medio de la epidemia del COVID-19 y exigieron que se realicen pruebas a todos los empleados antes de iniciar labores.

Asimismo, pidieron que se les provea de los equipos protectores y garanticen condiciones seguras y salubres necesarias para evitar el contagio.

“Los trabajos no se pueden convertir en sentencias de muerte para los trabajadores y trabajadoras”, sentenció en declaraciones escritas Ángel Pinto, presidente del Capítulo Autoridad de Carretera de ProSol UTIER.

“Si no se discuten los protocolos de salud y seguridad con los empleados previo al reinicio de labores, desinfectan las áreas de trabajo, ni garantizan los equipos protectores necesarios, no podemos entrar a trabajar”, añadió Ángel Rodríguez, presidente de la Asociación de Profesores y Profesoras Universitarios (APPU).

Mientras, la presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR), Mercedes Martínez denunció que las pruebas previo a comenzar a trabajar son indispensables.

De otra parte, Gerson Guzmán, presidente de la Unión General de Trabajadores (UGT) dijo que el gobierno de Puerto Rico debe obligar a los patronos a realizar las pruebas previo al inicio de labores y hacer lo mismo con los empleados y empleadas públicos.

Entretanto, los líderes obreros hicieron responsable a las empresas de contribuir a cumplir con estas condiciones.

“Rechazamos que sean los propios patronos los que certifiquen que están cumpliendo con las medidas de protección a sus empleados y clientes. Exigimos el establecimiento de Comités de Salud y Seguridad en todos los centros de trabajo con participación de los trabajadores, incluyendo la participación de los representantes exclusivos y organizaciones bonafide, donde lo haya”, dijo Liza M. Fournier, presidenta de la Unión Nacional de Educadores y Trabajadores de la Educación (UNETE).

Por último, Antonio Cabán, presidente de la FCT-481/UFCW exhortó a los trabajadores a exigir que su patrono les envíe a realizar las pruebas.

“Deben reportar a la Administración de Salud y Seguridad (OSHA) y al Departamento del Trabajo cualquier amenaza a la salud que exista en sus centros de trabajo. La vida de nuestra gente no puede estar a expensas del afán desmedido de lucro de los patronos”, sostuvo.