Minorías reaccionan aprobación presupuesto en el Senado

El Senado aprobó la noche del jueves un presupuesto de 10,045 millones de dólares.

Foto: Suministrada

EL CAPITOLIO – Integrantes de las minorías legislativas reaccionaron a la aprobación del presupuesto para el próximo año fiscal 2020-2021.

El portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) en el Alto Cuerpo, Juan Dalmau explicó las razones por las que votó en contra del presupuesto.

“El presupuesto que aprobó la Asamblea Legislativa no es el presupuesto del pueblo de Puerto Rico, es el presupuesto de la Junta de Control Fiscal (JCF). Resulta un ejercicio ridículo e indignante el que la Asamblea Legislativa continúe aprobando, mediante simulacros legislativos, un presupuesto que lo impone un ente extranjero compuesto por gente por la que nadie votó, y el cual, para añadir sal a la herida, tiene la autoridad durante el transcurso del año fiscal de hacer con el mismo lo que le venga en gana, ya que mediante los planes de ajustes pueden reducir o eliminar partidas asignadas”, dijo Dalmau en unas declaraciones escritas con respecto a su voto en contra del Presupuesto Recomendado.

El Senado aprobó la noche del jueves un presupuesto de 10,045 millones de dólares. La resolución del presupuesto recibió varias enmiendas en sala, por lo que sería atendida en un comité de conferencia, que deberá lograr un acuerdo en o antes del 30 de junio. La versión aprobada previamente en la Cámara era de 10 mil millones 45 mil 190 dólares. La gobernadora, Wanda Vázquez Garced había sometido a la Legislatura un presupuesto de 10 mil 214 millones de dólares y un presupuesto consolidado por 28,234 millones de dólares.

Dalmau Ramírez insistió en que es necesario confrontar la JCF mediante un proceso político gubernamental, negándole fondos presupuestarios y generando una crisis política gubernamental que obligue al Congreso a examinar su relación política con Puerto Rico.

Por su parte, el senador y presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Aníbal José Torres criticó la rapidez con la que se sometió el presupuesto y el breve proceso de vistas públicas.

“Este presupuesto en gran medida depende de recursos o fondos no recurrentes provenientes de las asignaciones federales por la pandemia del COVID-19. Lo anterior hace complejo la dinámica presupuestaria en un escenario económico donde no hay certeza de los recaudos y lo necesario para la prestación de servicios esenciales”, dijo Torres en una comunicación escrita al alegar que en medio del análisis presupuestario se dejó entrever la “pelea” entre los legisladores de mayoría que respaldan a Pedro Pierluisi y los que respaldan a la gobernadora en el proceso primarista.

“El abandono y menosprecio de llevar a cabo de manera seria, responsable y transparente el análisis presupuestario, contrasta enormemente con la obsesión, el tiempo dedicado y el afán de aprobar un Referéndum de Estadidad Sí o No y aprobar un Código Electoral para promover el fraude, desestabilizar nuestro ordenamiento electoral y atentar contra el ejercicio del voto limpio de los ciudadanos. A los anteriores le dedicaron todo el tiempo que quisieron, pero el tema presupuestario lo simplificaron a su lucha primarista. En el debate, cuando correspondió defender o argumentar sustantivamente sobre el presupuesto, igual que siempre, afloró el mismo discurso, el de los complejos e inseguridades vinculados al tema del estatus y no a los asuntos fundamentales de política pública”, añadió.