Ponce incumple nuevamente con Retiro

Llueve y no escampa. Contrario a lo que estipula la ley y en crasa violación a sus obligaciones, el Gobierno Municipal de Ponce ha vuelto a incumplir con el pago de sus remesas a la Administración de Sistemas de Retiro (ASR).

Como descubrió esta semana La Perla del Sur, desde agosto de 2014 el ayuntamiento ponceño no ha remitido a la entidad, tanto el dinero que retiene a sus empleados para Retiro, como la aportación patronal que le corresponde acorde con los reglamentos.

La información fue confirmada a este semanario por el administrador auxiliar de la ASR, Ramón Joel Miranda Santos.

Con estas faltas, la deuda municipal de Ponce con la Administración se eleva a $6 millones, de los cuales $3.7 millones corresponden a la ausencia de pagos entre los meses de agosto a diciembre de 2014.

La diferencia se atribuye a planes de pago acordados por la Alcaldía con anterioridad a agosto de 2014, debido a violaciones previas.

Durante el más reciente periodo de incumplimiento, empero, la alcaldesa María Meléndez Altieri y la Legislatura Municipal han aprobado más de $800 mil en contratos para asesores, publicidad y abogados externos, así como otros $440 mil en donativos para entidades deportivas.

En ese lapso, además, la administración municipal impuso otra reducción de jornada y sueldo a más de 1,300 empleados municipales, para “ahorrar” millones de dólares en el pago de nómina.

Cabe destacar que la elevada deuda del ayuntamiento ponceño con Retiro surge aun cuando la Alcaldía abonó a la misma $3.2 millones en noviembre de 2013, suma que obtuvo tras obtener un préstamo por $10 millones del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) para cubrir atrasos con agencias y suplidores.

Sin servicios los empleados

A consecuencia de la reiterada morosidad fiscal, el Administrador Auxiliar de Retiro confirmó que los empleados municipales de Ponce no pueden recurrir al servicio de préstamos garantizados con sus aportaciones, desde el 5 de mayo de 2014.

Al presente, la alcaldía ponceña es una de 14 a las que se ha vedado este servicio, por el incumplimiento del pago de remesas.

En dicha lista figuran los ayuntamientos de Yauco, Arroyo, Guánica, Gurabo, Las Piedras, Loíza, Maricao, Morovis, Patillas, San Lorenzo, Toa Baja, Villalba y Yabucoa.

Retiene al CRIM

Para al menos garantizar que el ayuntamiento cumpla con tres planes de pago pactados previamente con Retiro, Miranda Santos explicó que la ASR ha recurrido a descuentos directos del Centro de Recaudación de Impuestos Municipales (CRIM).

El primero de los tres planes de pago cubre deudas incurridas hasta al 30 de junio de 2013 y totaliza $632 mil. Los otros dos son por $841 mil y $781 mil.

Al cierre de esta edición, Miranda Santos reconoció que la Alcaldía de Ponce no había acordado un plan de pago para los últimos cinco meses de incumplimiento con Retiro.

Inicia la interpelación

Por último, el funcionario declaró que ante la nueva negativa de desembolsos, la ASR inició el 23 de enero un proceso de interpelación contra el Municipio de Ponce, en reclamo de las remesas e intereses no cobijados por planes de pago.

Según explicó, la Alcaldía tiene 15 días laborables para impugnar ante la Legislatura el monto que le reclama Retiro. Si en ese tiempo no hay respuesta, se procede a una segunda carta de interpelación que, de ser ignorada, puede resultar en un referido al Departamento de Justicia.

Como estipula la Ley 447 del Sistema de Retiro, toda agencia, empresa pública o municipio que no le entregue fondos adeudados “a sabiendas, voluntariamente y sin causa justificada”, incurrirá en delito grave.

De resultar convicto, puede ser “sancionado con pena de reclusión por un término fijo de seis años o multa de $10,000 o ambas penas, a discreción del Tribunal”.

4 de febrero de 2015