Medida exime de pago de IVU a servicios de bienes raíces

foto: Cybernews

SAN JUAN – La representante penepé Yashira Lebrón anunció este domingo que radicó el Proyecto de la Cámara 336, que busca excluir del Impuesto de Ventas y Uso (IVU) todos los servicios relacionados al corretaje de bienes raíces, tanto residencial, comercial, agrícola e industrial.

Según explica la Exposición de Motivos de la medida, “la imposición del IVU a los servicios de bienes raíces está teniendo un efecto perjudicial en la industria y más importante aún en el consumidor, reduciendo las transacciones de bienes raíces y por ende reduciendo el ingreso producto de los impuestos recaudados”.

La pieza legislativa enmienda las Secciones 4010.01 y 4110.01 de la Ley 1-2011, según enmendada, conocida como Código de Rentas Internas de Puerto Rico de 2011, propone eliminar el IVU en todo el proceso transaccional.

Según detalló Lebrón, en una transacción de bienes raíces, participa un grupo de profesionales a lo largo del proceso, hasta que finalmente la propiedad se le entrega al nuevo adquirente.

Entre dichas personas, se encuentran casi todas las incluidas, como servicios profesionales designados, incluyendo a los corredores de bienes raíces.

Por lo tanto, el precio por unidad final incluye el costo de todos estos servicios, agregó Lebrón.

Del año 2006 a 2019, los precios de venta de las propiedades residenciales en Puerto Rico enfrentaron un decrecimiento de un 23 %, según se desprende de un informe publicado por la Agencia Federal de Financiamiento de Vivienda.

“La industria de Bienes Raíces de Puerto Rico siempre ha sido uno de los sectores más importantes de nuestra economía. Lamentablemente, también ha sido de las más impactadas por la recesión y los eventos de la naturaleza”, indicó la legisladora.

Ante ello, mencionó la reducción de los valores de las propiedades año tras año, de la merma de construcción de residencias y edificios, proyectos nuevos que no se logran vender, el difícil acceso al crédito, el incremento de la morosidad, así como las decenas de miles de ejecuciones de hipotecas.

“Tenemos que buscar alternativas claras y viables para revertir esto”, aseguró.