Al desnudo otro esquema en la AEE

Del guiso de casi $5 mil millones que constituye el presupuesto de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para el año fiscal 2011-2012 no sólo se alimentan los directores ejecutivos y los miembros de la Junta de Gobierno.

También comen los “ahijados” de influyentes políticos y aquellos afiliados al partido en poder.

Así lo evidencia un correo electrónico enviado por el secretario de la gobernación, Marcos Rodríguez Ema, en el que indica a Otoniel Cruz Carrillo, director ejecutivo de la AEE, que lo están “llamando mucha gente preocupada (por) que sus ahijados no han sido convocados por la AEE. Entre ellas Cucusa”.

La expresidenta cameral y actual asesora principal de la presidencia de la Cámara de Representantes es Zaida Hernández Torres, mejor conocida como “Cucusa”.

Rodríguez Ema luego le pregunta si “hay algún plan de cancelar las escuelas”, refiriéndose a las escuelas de la AEE para entrenar celadores.

Ese correo fue provisto a NotiCel junto a otros en los que, además del tema de los ahijados colados en las escuelas de celadores, se manejan referencias a la selección de proveedores de planes de salud.

“Esto es algo que viene diciéndose por años. Y pasa con todos los gobiernos”, afirmó Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER).

Como ejemplo recordó la vez que lo llamaron porque en la AEE querían hacer una convocatoria pública para reclutar peritos electricistas. El Presidente de la UTIER relató que contactó a varios presidentes de área y que a través de sus recomendaciones se elaboró una lista de 25 nombres que se remitió a la AEE.

“De la Fortaleza ‘clirearon’ (avalaron) a cuatro”, le respondieron luego a Figueroa Jaramillo, asegurándole que allí es donde se elige al personal de la AEE.

Figueroa Jaramillo también señaló que antes de darle una cita para entrevista a un conocido, vía telefónica le preguntaron de qué color era. “A él le estuvo raro, pensó que le estaban preguntando por su raza. Cuan-do le preguntaron de qué partido era, el respondió que no votaba. Nunca lo volvieron a llamar”, indicó el líder sindical.

Entre otros esquemas de corrupción, Figueroa Jaramillo apuntó a lo que los trabajadores conocen como “el diezmo “ o donaciones que periódicamente deben hacer al partido en poder.

El líder relató que desde hace años envían a los trabajadores de una central eléctrica a trabajar a otra y viceversa para que ellos cobren dieta y hospedaje, monto que semanalmente puede ascender a unos $400 adicionales a su sueldo.

Si los trabajadores se niegan a dar el diezmo, los supervisores les quitan el privilegio de viajar y cobrar horas extra.

“Envían el de Palo Seco a trabajar a Aguirre y el de Aguirre pa’ Palo Seco… Muchos regresan a sus casas para economizarse lo que creo que son como 80 dólares en hospedaje…De seguro algunos son miembros de la UTIER, no se puede tapar el cielo con la mano”, declaró el Figueroa Jarmillo.

Al momento de la redacción de este artículo, ni el Secretario de la Gobernación ni el Presidente Ejecutivo de la AEE ofrecieron una reacción al asunto.

Para ver copia de los correos electrónicos oprima aquí.

(Para más noticias acceda a noticel.com)