Más de una industria interesada en adquirir las instalaciones de Roche en Ponce

Según supo La Perla del Sur, la planta cesó su producción el pasado 25 de mayo y al finalizar ese mes cesanteó a 107 empleados del departamento de manufactura.

Foto suministrada

A solo semanas de que la farmacéutica Roche cesara oficialmente la manufactura de productos en su sede industrial del sector Punto Oro en Ponce, la reapertura de la instalación bajo una nueva bandera cobra forma.

Según confirmó a La Perla del Sur el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Cidre Miranda, varias compañías han expresado interés en adquirir la propiedad y al menos tres siguen sometiendo propuestas a la firma.

Luego de medio siglo en Puerto Rico, Roche anunció en agosto del 2020 el cierre escalonado de su planta ubicada en el Parque Industrial El Tuque, como parte de un plan de la empresa sueca para consolidar su producción de tiras de medición de glucosa en Alemania y en el estado de Indiana.

Según supo La Perla del Sur, la planta cesó actividades de producción el pasado 25 de mayo y al finalizar ese mes, cesanteó a 107 empleados del departamento de manufactura.

Otros 25 trabajadores terminarán funciones este miércoles, 30 de junio, mientras que los restantes 40 a 50 empleados seguirán laborando en tareas de mantenimiento y procesos internos relacionados a la venta.

En mayo de 2016, la empresa anunció la inversión de $60 millones para su expansión en Ponce y, tras el paso del huracán María por la isla, invirtió una cifra millonaria en la construcción de infraestructura solar.

“Ese edificio está entero. Está en óptimas condiciones. Los cuartos limpios, la infraestructura, los bancos de energía y agua, todo”, destacó Cidre Miranda.

“Te aseguro que no pasará mucho tiempo en lo que ese edificio vuela a ocuparse. Hay una escasez mundial de edificios de este calibre y esa estructura representa una gran oportunidad para muchas compañías”, continuó.

En solo semanas

Por su parte, la gerente general de Roche en Ponce, Edna Jiménez Colón, confirmó que la venta de la propiedad y su planta física podría concretarse tan pronto como las próximas semanas.

Aunque no pudo divulgar los nombres de los prospectos interesados, indicó que diez empresas se comunicaron para hacer su “due dilligence” y “entre dos a cuatro” de ellas han llegado a la etapa de “finalistas”.

De acuerdo a Cidre Miranda, una de las firmas interesadas está vinculada a la industria de dispositivos médicos y ya tiene presencia en la zona sur. Otra, abundó, es una compañía del sector aeroespacial.

Cuando se anunció el cierre (agosto 2020), Roche contaba con cerca de 200 empleados en nómina, entre regulares y transitorios. Según indicó Cidre Miranda, el salario promedio de esos trabajadores rondaba los $32 mil anuales.

Sobre este aspecto, el secretario se expresó confiado en que los mismos no pasaran mucho tiempo en las filas de desempleo, al ser reclutados por otras empresas de manufactura en la isla que en búsqueda de mano de obra diestra.

“Es importante recalcar que este cierre se debe a un cambio en el modelo de negocios de la empresa y no tiene nada que ver con el recurso humano o los costos de hacer negocios en Puerto Rico”, añadió Cidre Miranda.

“Actualmente en Puerto Rico hay miles de plazas disponibles en el sector de dispositivos médicos y tecnología, que van desde operarios a profesionales”, afirmó.

“Muchos de los empleados cesanteados van a tener oportunidades en empresas como Sartorius, Fresenius Kabi y Copan. No tengo la más mínima duda que estarán muy poco tiempo desempleados”, agregó.

“Hay una escasez mundial de edificios de este calibre y esa estructura representa una gran oportunidad para muchas compañías”, destacó Manuel Cidre, secretario del DDEC.