Mari Mari Narváez: “Aquí se han hecho más arrestos por el toque de queda que pruebas de coronavirus”

“El gobierno está manejando esta crisis de forma policíaca, (pero) esto es una crisis de salud pública”, puntualizó a La Perla del Sur

foto: EFE

A una semana de activado el toque de queda para promover el distanciamiento físico y reducir las probabilidades de contagio del coronavirus en todo el país, el volumen de arrestos y citaciones a los tribunales por violaciones al decreto crece a paso acelerado.

Solo en detenciones, la Policía de Puerto Rico ya reportaba 225 hasta la mañana de hoy.

Sin embargo, la orden ejecutiva también ha allanado el camino para intervenciones irregulares de agentes de la Policía de Puerto Rico, advirtió la directora ejecutiva de la organización de protección de derechos civiles Kilómetro Cero, Mari Mari Narváez.

“Aquí se han hecho más arrestos por el toque de queda que pruebas de coronavirus”, puntualizó a La Perla del Sur. “El gobierno está manejando esta crisis de forma policíaca, (pero) esto es una crisis de salud pública”.

“Están encerrándonos porque no saben qué hacer”, continuó. “El gobierno está compensando su ineficiencia en el manejo de la salud pública y su falta absoluta de recursos con el toque de queda”.

Aunque reconoció la importancia de que el pueblo permanezca en sus viviendas y minimice el contacto entre personas, Mari Narváez también criticó la forma en que se ha implementado la cuarentena y el discurso gubernamental de que la ciudadanía no está cooperando con las directrices para contener el contagio del COVID-19.

“No coincido con que la gente no esté colaborando. Este toque de queda se impuso de ahora para ahora, literalmente. Va apenas una semana desde que empezó. Esta es una medida extraordinaria y no se le dio tiempo a la gente para prepararse”, insistió.

“La orden, incluso, era un desastre. Súper amplia, ambigua, confusa y con errores. Nos tomó un tiempo significativo descifrarla. Yo creo que bien ha reaccionado la gente”, continuó.

Con el ojo sobre intervenciones

Asimismo, Mari Narváez cuestionó la forma en que se han realizado múltiples intervenciones policíacas y las penalidades impuestas contra los intervenidos.

Según la orden ejecutiva firmada por la gobernadora Wanda Vázquez Garced, el toque de queda conlleva una citación al tribunal, que en su día puede fijar hasta seis meses de cárcel y/o una multa de hasta $5 mil.

“Si bien el toque de queda es una medida extraordinaria que el Gobierno de Puerto Rico está utilizando para contener esta situación, esto no significa que el que viola el toque de queda es un criminal”, puntualizó.

“El toque de queda no elimina el que tú tengas derechos. Si el policía pretende hacerte un registro cuando está interviniendo contigo por el toque de queda, tú tienes completo derecho a negarte. Y perdóname, pero aquí la policía es famosa por hacer registros ilegales y no lo digo yo, lo dice el gobierno federal y todo el que ha documentado las acciones de la policía”, continuó.

En entrevista con La Perla del Sur, el comandante auxiliar de la Región Policíaca de Ponce, José I. Rivera Torres, sugirió la imposición de multas administrativas de hasta $1,000 para quienes sean detenidos por violar el toque de queda.

“Hay un toque de queda y hay que imponerlo y entiendo que la policía tiene unas instrucciones, pero no estemos pensando en cómo podemos castigar aún más a las personas. El país está suficientemente castigado ya”, reiteró Mari Narváez.