Mantenga a sus niños seguros en Internet durante pandemia

Foto: Visual Hunt

La pandemia ha provocado que niños, niñas y adolescentes pasen mucho más tiempo en línea, ya que esto les ayuda a reducir el impacto del COVID-19 y los anima a continuar con sus vidas, pero también presenta riesgos y peligros. 

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) algunos de esos riesgos o peligros son: adultos que se dirigen a niños con fines sexuales en redes sociales, videojuegos y plataformas de mensajería; contenido nocivo-violento, misoginia, xenofobia, inducción al suicidio y autolesión, información falsa, etc.; adolescentes compartiendo información personal y/o fotos y vídeos sexuales de sí mismos; y ciberacoso de parte de sus compañeros y extraños. 

Algunas soluciones tecnológicas para proteger a tus hijos en línea pueden ser las siguientes:

  • Configura los controles parentales
  • Activa el filtro de búsqueda segura “SafeSearch” en tu navegador
  • Establece configuraciones de privacidad estrictas en aplicaciones y videojuegos en línea
  • Cubre cámaras de la web mientras no estén en uso

Por otra parte, la UNICEF invita a crear hábitos sanos y seguros en línea. Para ello recomienda crear espacios libres de la tecnología en su casa, ya sea comiendo, durmiendo, jugando y haciendo otras tareas. 

Además aconseja ayudar a los hijos a aprender cómo mantener la privacidad de su información personal, especialmente frente a extraños. También a enseñarles a los hijos que lo que se sube en línea, se queda en línea (mensajes, fotos, vídeos). 

Por otro lado, la UNICEF invita a los padres a pasar tiempo en línea con su niño, niña o adolescente. Pueden explorar juntos los sitios web, las redes sociales, los juegos y las aplicaciones. 

Es importante hablarle a tus hijos adolescentes sobre cómo reportar contenido inapropiado. Del mismo modo, es importante -según la UNICEF- mantener a los hijos seguros usando una comunicación abierta. Por ejemplo:

  • Dile a tus hijos que si les pasa algo en línea que les hace sentir molestos, incómodos o asustados, pueden hablar contigo y no te enojarás ni les castigarás. 
  • Mantente alerta a cualquier signo de angustia. Observa si tu hijo está retraído, molesto, reservado u obsesionado con las actividades en línea.
  • Construye relaciones de confianza y comunicación abierta, alentándolos y animándolos de manera positiva.
  • Recuerda que cada niño es único y podría usar diferentes maneras de comunicarse. Tómate tiempo para ajustar tu mensaje a las necesidades de tu hijo.