Madres y padres de 30 escuelas demandan al Departamento de Educación

"Es escandaloso el aumento en el presupuesto de la Fortaleza y de la Junta de Control Fiscal, en la cual sacrifican a niños quitándole sus escuelas” - Mercedes Martínez

Foto: Suministrada

San Juan – El Frente Amplio en Defensa de la Educación Pública (FADEP), junto a madres y padres de 30 escuelas, anunciaron el miércoles, la radicación de un interdicto en los tribunales para detener el cierre de 30 escuelas.

“Luego de concluir el año escolar, la resistencia al cierre de escuelas ha continuado dado que mas de 50,000 estudiantes no se han matriculado, hay campamentos para oponerse a la mudanza del equipo y materiales de las escuelas, las manifestaciones continúan, entre otras actividades. No vamos a desistir jamás en la defensa de la educación pública, los niños y el magisterio. Ya sea en la calle o en los tribunales daremos la pelea para que no destruyan la única esperanza que tiene Puerto Rico para levantarse que es la educación de su gente”, dijo Emilio Nieves Torres, portavoz de FADEP en declaraciones escritas.

El FADEP afirmó que “tenemos un sinnúmero de declaraciones juradas y narrativos en los cuales se constata que el proceso de cierre de escuelas es arbitrario, caprichoso, desorganizado, insensible, antidemocrático e ilegal. Tenemos la esperanza de que se la haga justicia a los estudiantes y maestros de Puerto Rico. El Gobernador y la mayoría parlamentaria de la Legislatura les han dado la espalda a las comunidades escolares y este es el momento para que el poder judicial haga valer el derecho constitucional a la educación pública y accesible.”

“La secretaria de Educación continua con su plan dictatorial, con el aval del Gobernador, pero la razón y la justicia nos asisten. Vamos a demostrar en el tribunal que se pretende cerrar escuelas que tienen a todos sus maestros, buena infraestructura, matrícula significativa, equipo y materiales suficientes”, añadió por su parte, Mercedes Martínez.

“No podemos ser espectadores ante la injusticia de cerrar escuelas y reducir el presupuesto del programa de educación especial, mientras se aumenta el presupuesto para gastos administrativos en el Departamento de Educación. Por otro lado, es escandaloso el aumento en el presupuesto de la Fortaleza y de la Junta de Control Fiscal, en la cual sacrifican a niños quitándole sus escuelas”, añadió.

El Frente Amplio está compuesto por la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR), UNETE, EDUCAMOS, EPA y ONDEPR.

Recientemente el juez Santiago Cordero Osorio del Tribunal de Arecibo detuvo el cierre de nueve escuelas en la Región educativa de Arecibo e incluye escuelas en el Municipio de Morovis.

Municipios de la zona oeste solicitaron añadirse a ese pleito legal consolidado.