Los Mets donan equipo y mascarillas en tiempos de COVID-19

“Ahora más que nunca, estamos comprometidos en apoyar al municipio y los fanáticos del equipo” expresó Jake Grossman, subdirector del equipo en comunicación escrita.

foto: Cybernews

GUAYNABO – A pesar de que su regreso a la liga fue interrumpido por el brote de COVID-19, los Mets de Guaynabo realizaron este jueves, una donación significativa de mascarillas y equipo de protección personal para los hospitales de Guaynabo.

Los Mets esperan que la donación ayude al municipio manejar los casos confirmados de COVID-19. Esta donación es una respuesta directa hacia las preocupaciones de los oficiales gubernamentales, quienes reportaron una escasez de mascarillas y equipo protector.

“Ahora más que nunca, estamos comprometidos en apoyar al municipio y los fanáticos del equipo” expresó Jake Grossman, subdirector del equipo en comunicación escrita.

“Nuestras prioridades sobrepasan el baloncesto, y están atadas a la comunidad. Es importante mantenernos unidos y cuidarnos uno a los otros”, añadió.

Este esfuerzo fue liderado por Grossman y su hermana, Brooke.

La liga del Baloncesto Superior Nacional (BSN) puso pausa a los juegos de la temporada el pasado 12 de marzo, a luz de la orden ejecutiva que declaró el toque de queda y ordenó la cancelación de todos los eventos a grande escala. El toque de queda fue extendido hasta el 3 de mayo el pasado 11 de abril.

El BSN podrá reanudar los juegos para el 15 de agosto, pero la liga asegura que no aun no tomará alguna decisión concreta. Mientras tanto, están trabajando en un plan de seguridad para cuando regresen a la cancha.

Los trabajadores de salud, quiénes están combatiendo la pandemia del coronavirus, son los que tienen mayor riesgo de contraer la enfermedad. Estos se pueden proteger utilizando mascarillas N95, batas, guantes y gafas protectoras cuando atienden a sus pacientes, o así lo recomienda la CDC. Sin embargo, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos reportó un déficit de estos recursos.

Esta escasez ha obligado a hospitales recurrir a recursos alternos para obtener el equipo que necesitan. Hospitales han tenido que desinfectar el equipo para extender su utilidad, y hasta en algunos casos, manufacturar el equipo utilizando la impresión 3D. En adición muchos hospitales han recibido donaciones de entidades privadas. Los Mets les alegra poder contribuir, donando el equipo que lograron conseguir a través de un distribuidor de Nueva York.

“Espero que los Mets puedan regresar a la cancha” compartió Grossman. “Mientras tanto, el equipo está comprometido en apoyar a los doctores, enfermeros y trabajadores que ponen su vida en riesgo para combatir contra el COVID-19. ”