Los Boy Scouts se disculpan por discurso en su campamento

Foto: EFE / Larry W. Smith

Washington – El presidente de los Boy Scouts, Michael Surbaugh, se disculpó ante “la familia Scout” por el discurso con alto contenido político que pronunció el presidente, Donald Trump, este lunes frente a 40,000 jóvenes en el campamento de la organización.

“Quiero extender mis sinceras disculpas a todos aquellos en la familia Scout que se hayan sentido ofendidos por la retórica política que se introdujo en nuestro campamento. Nunca fue nuestra intención”, dijo Surbaugh en una carta.

Los Scouts invitan desde 1937 al presidente de Estados Unidos a intervenir en su campamento nacional, que suele ser cada cuatro años, y “eso no supone un apoyo a una persona, partido o políticas”, explicó Surbaugh.

Aunque el protocolo marcaba dejar la política a un lado, Trump aprovechó el podio y la audiencia -más de 40,000 scouts- para arremeter contra la ley de salud conocida como “Obamacare”, los medios de comunicación y volvió a alardear de su victoria frente a la demócrata Hillary Clinton en las elecciones de 2016.

Entre otras cosas, Trump amenazó a su secretario de Salud, Tom Price, con despedirle si el Senado no deroga Obamacare, ley promulgada por su antecesor en la Casa Blanca, Barack Obama.

“Más le vale conseguirlo. Más le vale, por lo contrario, diré, Tom, estás despedido. Conseguiré a otra persona”, dijo.

“Tienes que lograr que los senadores lo voten. Es el momento. Tras siete años de decir ‘derogar y reemplazar Obamacare’, tenemos una oportunidad de hacerlo. Más les vale hacerlo. Esperemos que lo hagan”, agregó el presidente.

Trump, además, arremetió contra los medios de comunicación y las “noticias falsas”: “La prensa dirá que son 200”, señaló en referencia al número de asistentes al acto.

Trump también aprovechó el escenario, como suele hacer desde hace meses ante multitudes, para rememorar las elecciones de noviembre: “¿Se recuerdan de aquella increíble noche con los mapas y los republicanos en rojo y los demócratas en azul, y aquel mapa era tan rojo, era increíble, y ellos no sabían qué decir?”, preguntó.

El discurso de Trump fue tan sesgado que Surbaugh tuvo que recordar el jueves que los Boy Scouts son “apartidistas” y que “han rechazado intervenir en temas políticos” durante años.

“Nos arrepentimos sinceramente de que la política se introdujera en nuestro programa”, insistió.

“En tiempos en los que las diferencias parecen dividir nuestro país, esperamos que el espíritu de los Scouts empodere a nuestra próxima generación de líderes para unir a la gente para hacer el bien en el mundo”, añadió.

Preguntada este por si Trump debía disculparse, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, indicó: “Yo estuve en el evento y lo único que vi fue entre 40,000 y 45,000 boy scouts alentando al presidente por sus palabras”.