Logran mucho más que entretenimiento con la equinoterapia holística

Astrid, una terapeuta certificada en equinoterapia, ha desarrollado un modelo holístico que impulsa la conexión del paciente con la naturaleza, el equino y sus emociones más profundas, una combinación que permite grandes avances en corto tiempo.

Foto suministrada

Una terapia poco conocida en Puerto Rico, capaz de auxiliar a pacientes con depresión, ansiedad, trastornos emocionales y autismo, se abre paso en la isla en unión a un singular e inusual terapeuta: la yegua Montana.

Como explica la terapeuta Astrid Donate Hernández, se trata de la equinoterapia holística, un tratamiento mediante el cual se recurre a la interacción con un equino para lograr varios objetivos: desde la atención a condiciones físicas, mentales y emocionales de niños, adolescentes y adultos, hasta un tratamiento diferente para superar miedos o ansiedades, y conseguir mayor control emocional, autoconfianza y autoestima del paciente.

Aunque este concepto ya se ofrece en algunos puntos de la isla de forma limitada, Astrid, una terapeuta certificada en equinoterapia, ha desarrollado un modelo holístico que impulsa la conexión del paciente con la naturaleza, el equino y sus emociones más profundas, una combinación que permite grandes avances en corto tiempo.

Por eso, desde el pasado mes de mayo han sido múltiples los casos de niños, adolescentes y adultos con problemas emocionales asociados a la pandemia y al aislamiento forzoso por el Covid que han recobrado su paz mental y emocional, desde su centro de trabajo en el municipio de Isabela.

“El encierro les ha causado grandes episodios de ansiedad, desarrollo del uso obsesivo compulsivo de desinfectantes y hasta pánico por salir de sus casas”, relató.

No obstante, tan reciente como la pasada semana, Astrid se disfrutó el logro de un joven autista, temeroso de montar a la yegua Montana, quien al superar sus miedos grito “Mami foto, mami foto”.

“Muchos niños comienzan la terapia montando el caballo, pero otros presentan miedos y tú no puedes obligarlos, pero en ese momento que están con el caballo es la oportunidad para comenzar a hablar con el participante. ¡No sabes cuánto hablan los niños mientras están montando el caballo!”, continuó.

Por su parte, Montana, la coterapeuta como Astrid misma le llama, parece disfrutar la visita de los participantes del programa, quienes pueden pasearla, cepillar su cabello, bañarla y hasta montarla.

Y aunque cuenta con un solo equino y una ayudante, Astrid acomoda las citas por horas para garantizar el éxito del servicio, cumplir con las exigencias del distanciamiento físico y ofrecerle un descanso de media hora a Montana.

“Los padres llegan buscando una alternativa de la terapia tradicional que, para ellos, no funciona, ya sea porque el joven no se siente identificado o desea algo diferente. Al utilizar el equino en sus distintas opciones, el joven no ve el proceso como una terapia, sino que lo asocia con un evento recreativo”, añadió la terapeuta.

Por otro lado, esta interacción también permite incorporar a toda la familia a terapias de grupo, lo cual fomenta la interacción de sus miembros, así como resultados positivos a más largo plazo.

El éxito de la equinoterapia ha sido tan notable que Astrid y su centro LPH Equine Holistic Therapy se han unido a entidades y fundaciones sin fines de lucro para auxiliar a familias del sur de Puerto Rico, atribuladas por los constantes movimientos telúricos.

Según adelantó, en una fecha futura pondrán a disposición de los núcleos más necesitados herramientas que les permitan superar los miedos y ansiedades provocadas desde el pasado fin de año por los sismos.

“Esperamos que ya para octubre, luego de que se deje sin efecto la orden ejecutiva actual, podamos establecer una fecha”, indicó.

LPH Equine Holistic Therapy ofrece sus servicios en el municipio de Isabela, pero atiende a personas de toda la isla. Para solicitar una cita o pedir información sobre los servicios de la equinoterapia holística, las personas interesadas pueden escribir a lph.holistictherapy@gmail.com.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.