Lo que debe saber de la compra de comestibles durante la pandemia

Foto: Visual Hunt

Comprar comestibles siempre será una necesidad y durante la pandemia tal vez muchas personas se pregunten cómo hacer sus compras de manera segura. 

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) asegura que actualmente no existe evidencia de que los alimentos para humanos o animales, o los envases donde se empacan los alimentos estén asociados con la transmisión del COVID-19. 

Este coronavirus en particular causa una enfermedad respiratoria y se propaga de persona a persona, a diferencia de los virus gastrointestinales transmitidos por alimentos, como el norovirus y la hepatitis A, que a menudo enferman a las personas a través de alimentos contaminados.

La FDA advierte que aunque su mercado pueda no tener ciertos productos temporalmente, no hay una escasez de alimentos a nivel nacional.

De igual forma, aseguran que durante esta pandemia, los consumidores están obteniendo la mayoría de sus comestibles en sus mercados, y muchas tiendas han modificado sus horas de servicio para que haya más tiempo para reabastecer los estantes y limpiar. 

Además, muchas tiendas están ofreciendo un horario especial para que las personas mayores y otras personas de alto riesgo hagan sus compras, y también están ofreciendo servicios para llevar y entregar comida. Para ello la FDA aconseja que visite el sitio web de la tienda o llame para obtener más información.

Para protegerse a sí mismo, a los empleados de los mercados y otros clientes, la FDA recomienda lo siguiente:

  1. Prepare una lista de compras por adelantado. Solo compre comestibles para 1 o 2 semanas. Comprar más de lo que necesita puede crear una demanda innecesaria y escasez temporal.
  2. Use una cubierta para la cara o un tapabocas mientras esté en la tienda. 
  3. Lleve consigo sus propias toallitas desinfectantes o use las que la tienda ofrece para limpiar las asas de un carrito de compras o de una cesta. Si utiliza bolsas de compra reusables, asegúrese de que estén limpias antes de usarlas.  
  4. Practique el distanciamiento social mientras hace sus compras, manteniendo al menos 6 pies entre usted, otros clientes y los empleados de la tienda. Mantenga las manos lejos de su cara.  
  5. Lávese las manos con agua tibia y jabón por al menos 20 segundos cuando regrese a su casa y después de desempacar sus comestibles.  
  6. De nuevo, no hay evidencia de que los envases de los alimentos estén asociados con la transmisión del COVID-19.  Sin embargo, si lo desea, puede lavar el envase del producto y dejar que se seque, como medida de precaución adicional.

Como de costumbre, es importante seguir las siguientes prácticas de inocuidad alimentaria recomendadas por la FDA para ayudar a prevenir una enfermedad transmitida por los alimentos:

  • Antes de comer, enjuague las frutas y vegetales frescos con agua del grifo, incluyendo los que tienen piel o cascara que no se come. Frótelos con un cepillo limpio. Para los productos enlatados, recuerde limpiar la tapa antes de abrirla.  
  • Cuando desempaque sus comestibles, refrigere o congele la carne, el pollo, los huevos, los mariscos y otros alimentos perecederos, como las bayas, la lechuga, las hierbas y los champiñones, dentro de 2 horas de haberlos comprado.
  • Limpie y desinfecte regularmente los mostradores de la cocina usando un producto desinfectante disponible en el mercado o una solución casera, hecha con 5 cucharadas (1/3 taza) de blanqueador de cloro liquido sin fragancia en un 1 galón de agua, o 4 cucharaditas de blanqueador en un cuarto de agua.  ADVERTENCIA: No use esta solución u otro producto desinfectante en los alimentos.  
  • Siempre tenga en cuenta los 4 pasos claves de la seguridad alimenticia – limpiar, separar, cocinar y enfriar.

Según la FDA, la comida es una fuente de confort, así como de nutrición para usted y su familia, especialmente en estos tiempos. Esta información puede ayudarle a seguir comprando comestibles con cuidado y confianza.