Líder recreativa emprende proyecto Vejez Activa PR enfocado en la Zona Sur

Foto: Suministrada

PONCE – La joven líder recreativa Mónica Álvarez emprendió -recién este mes de febrero- su proyecto Vejez Activa PR con el que busca fomentar la actividad física en la población de adultos mayores de 65 años.

Es un proyecto que nace tras laborar dos años como líder recreativa en hogares y centros de envejecientes y notar que esta población no es tan frágil e inactiva como el concepto con el que siempre pintan a la vejez, sino que se trata de una población muy capaz, con talentos y energía que gastar y explotar. 

“Se nos enseña el concepto de que los viejitos son como de cristal, frágiles y que deben dejarlos tranquilos sentados… Cuando cambias la manera de ver las cosas, las cosas cambian”, expresó Mónica en entrevista con La Perla del Sur sobre cómo cambió su concepto de la vejez al darse cuenta de que esta población es capaz de ejercitarse y entretenerse. 

Es por eso que surge Vejez Activa PR, una iniciativa que ya tenía en mente antes de la pandemia, pero enfocado en salidas, excursiones, giras, charlas, convenciones y actividades al aire libre para los viejitos. Sin embargo, tuvo que engavetar la propuesta porque su idea no iba a tono con la situación que enfrentaba Puerto Rico y el mundo con el COVID-19.

No obstante, recientemente, en una conversación con sus padres -que recién comienzan esta etapa de la vejez con 65 años- decidió desempolvar esa propuesta y darle un giro para atemperarla a la realidad de la pandemia. Ahí es que se plantea la idea de lograr una “Vejez Activa” y es por eso que le coloca este nombre al proyecto. 

En el tiempo que trabajo como líder recreativa para adultos mayores se dio cuenta de la necesidad de actividades físicas para esta población y también se percató de la cantidad de hogares y centros de envejecientes que no cuentan con estos profesionales. 

La pandemia plantea aún más la necesidad de buscarles actividades recreativas a los adultos mayores, pues aún no se permiten las visitas presenciales de familiares, lo que deteriora la salud mental y emocional de esta población tan vulnerable. 

Es por eso que Mónica propone realizar eventos de un día que se organicen en conversación con la administración del hogar o centro de envejecientes para preparar una propuesta que se adecue a sus necesidades y así poderles llevar ese ratito de alegría. El evento se puede realizar con la frecuencia que coordine el hogar con Mónica y su disponibilidad. 

Por el momento, los eventos constan de tres componentes. El primer componente tiene que ver con la salud física donde se realizan actividades recreativas dentro del hogar donde los participantes puedan ejercitarse. 

Foto: Suministrada

El segundo componente tiene que ver con la salud social. En esta vertiente se trata de que al menos dos o tres participantes interactúen entre sí con diferentes actividades, ya sean de arte, música, entre otros. 

El tercer componente tiene que ver con la salud mental. Aquí se trata de charlas psicoeducativas o un ejercicio breve de meditación o atención plena. 

Estos tres componentes se realizan dentro del hogar de envejecientes precisamente porque por el COVID-19 no se pueden hacer actividades fuera del hogar. 

Lo segundo que se estará trabajando, tan pronto estén vacunados y se dé el permiso, se trata de ofrecerles actividades socioculturales que sean al aire libre, excursiones dirigidas a esa población. 

Los hogares o centros de envejecientes interesados en coordinar algún evento con Mónica, especialmente en la zona sur, pueden comunicarse al 787-374-7472 o a través de mensaje privado por la página de Facebook: Vejez Activa PR

A través de esta red social Mónica comparte material y vídeos de actividades recreativas para adultos mayores que pueden ser útiles para hogares que no cuentan con líderes recreativos ni el presupuesto para contratarlos y también para aquellos cuidadores que deseen orientarse o buscar ideas para ejercitar y entretener a sus envejecientes.

Mónica hace un llamado a aquellos maestros o estudiantes de Educación Física a que se certifiquen con el Departamento de Recreación y Deportes (DRD) como líderes recreativos, ya que no es solo una oportunidad sino una gran necesidad la que existe de estos profesionales para los hogares o centros de envejecientes.