Libros 787: una nueva forma de describir al éxito

En menos de un mes, estos dos emprendedores ponceños ya han enviado ejemplares puertorriqueños a rincones tan distantes como los estados de Washington y California, Rennes en Francia y la isla mediterránea de Malta, situada entre Sicilia y Libia.

Fotos: Axel Rivera

Al entrar, un intenso aroma a café invadió los sentidos: lo suficiente como para repoblar los pulmones y el espíritu con otra robusta dosis de energía.

Pero contrario a lo que suele ocurrir, aquella súbita transfusión de entusiasmo no se disipó de inmediato. Tampoco durante el día.

- Publicidad -

Perduró horas, no por la intensa esencia de una colada, sino por otra causa: el contagioso brío de un dúo cercano cuya visión y tenacidad es capaz de avivar el ímpetu de cualquiera.

Sus nombres, Carlos Goyco Blechman y Gerardo Enríquez Rivera: los jóvenes que dialogaban sin cesar en el punto de encuentro, sentados junto a una mesa para tres en la que, de seguro, otras mentes inquietas ya han volcado ideas para comenzar a sacar al país de la miseria y remontar su dinamismo.

Solo que este binomio ya lo está logrando.

Como evidencia su novel proyecto, Libros787.com es una “tienda online” que en apenas un mes ha catapultado la venta de libros de autores boricuas, en Puerto Rico y el mundo.

De hecho, su oferta inicial de 400 títulos y sobre 60 autores independientes ya ha sido vista por miles. Además, no son pocos los ejemplares que estos dos emprendedores ponceños ya han enviado a rincones tan distantes como los estados de Washington y California, Rennes en Francia y la isla mediterránea de Malta, situada entre Sicilia y Libia.

Para lograrlo, sin embargo, Carlos y Gerardo no gastaron una fortuna ni se acercaron a expertos en comercio internacional o eruditos en Internet. Únicamente pusieron todos sus talentos en acción, se amanecieron durante una semana armando el portal de ventas y, contrario a cualquier presunción, invirtieron menos de 100 dólares para ponerlo en función.

La necesidad: esa chispa poderosa

Como narró Carlos, la mente emprendedora detrás de esta novel plataforma, Libros787 surgió luego del huracán, justo cuando a él le tocó enfrentar lo mismo que a muchos otros puertorriqueños: María lo dejó sin empleo.

Durante más de un año había laborado en Carolina para una compañía que distribuía libros en Puerto Rico y después del vendaval “estaba pensando de qué manera me podía reinventar, porque tampoco me iba a quedar de brazos cruzados”.

“Fue cuando surgió la idea de hacer una página e-commerce en la cual pudiéramos vender los libros de autoría puertorriqueña”, continuó, “y pensé en autores independientes, en casas editoriales (locales), y complementar todo con productos que vayan de la mano con los libros”.

Entre ellos, café del país y artesanías que apelan al intrínseco orgullo patrio.

Su fórmula, insistió, hacía más sentido que nunca ante la migración masiva de boricuas: puertorriqueños que sin importar la distancia añoran la isla y procuran conservar, de múltiples formas, algún vínculo con su terruño.

Y no se equivocó.

Desde su primer día de ventas el 5 de diciembre de 2017, esta plataforma comercial ha sido bienvenida en los ordenadores, tabletas y móviles de isleños en la diáspora y recomendada por ellos a miles en todo el orbe.

“Los que viven fuera lo hacen con una nostalgia que es mucho más intensa. Se sienten más puertorriqueños que nunca”, reconoció Carlos. “Y otra clave es que con nosotros consiguen un montón de material que no se consigue allá. Estos libros no se consiguen en Estados Unidos, por ejemplo. Solo en librerías de aquí y ahora con nosotros”.

Para la selección de obras, agregó, Carlos se armó con la innata pasión e intelecto de un amigo a quien años atrás conoció en el soccer, “pero sé que es un apasionado de la literatura”, el universitario, blogero y autor Gerardo Enríquez Rivera.

“Ahí él me complementa”, subrayó.

Así que sin electricidad, telefonía e Internet, ambos inyectaron todo el aliento y latidos que requería el proyecto y en poco más de un mes lo completaron. Y de qué forma. Sin más ayuda, crearon un espacio amigable y atractivo que seduce a quien lo descubre.

Como constató La Perla del Sur, Libros787 opera desde una página de diseño limpio, con identidad madura, elegante, cautivadora, estratégica y sofisticada. En gran medida, gracias al bagaje en diseño gráfico de Carlos.

Pero el sugestivo nombre de este concepto inequívocamente representa el estilo de ambos: uno creativo, conciso, directo, fácil de captar y recordar, sobre todo, para los boricuas que viven en el exterior.

El momento oportuno

Sobre el éxito alcanzado, ambos se confesaron sorprendidos. Sobre todo, por el ámbito del “corto tiempo”.

“Yo no esperaba vender un libro hasta en dos o tres semanas”, admitió sonriente Carlos, orgulloso exalumno del Colegio Sagrado Corazón en Ponce.

Sin embargo, para Gerardo la sorpresa fue otra.

“Lo que yo no esperaba es que las editoriales grandes nos aceptaran tan rápido. Eso sí me ha impactado”, reconoció el alumno de la Universidad de Puerto Rico en Ponce al hacer referencia al apoyo de casas editoriales como Publicaciones Puertorriqueñas, la editorial del Instituto de Cultura Puertorriqueña, Ediciones Huracán y Publicaciones Gaviota.

Este contundente respaldo, empero, tiene una lógica explicación para Carlos.

“Parece que la necesidad es la misma. Después del huracán creo que se duplicó la necesidad de encontrar más puntos de venta, de exportar, y creo que esa es la palabra clave en todo esto. Exportar el material hacia los Estados Unidos, como hacen otros países que traen aquí su literatura española, mexicana o europea”.

Por eso, “nuestro enfoque principal es exportar”, insistió. “Ya uno no puede pensar solamente en el aquí, en venderle solamente a Puerto Rico, porque la realidad es que ya son 5.5 millones de boricuas fuera y somos como 3.5 millones dentro”, agregó.

“Así que hace sentido que miremos hacia fuera”, puntualizó.

Superada con éxito esta crítica etapa en toda empresa incipiente, ahora Carlos y Gerardo verbalizan sin reparos cuál será su próxima meta.

“Ahora queremos tener la colección más grande y completa de libros de autoría puertorriqueña. Que por encima de todo, que cuando se piense en libros de Puerto Rico, respondas ‘Libros787’. Eso es lo que queremos. Que lo consigas y llegue a tu casa y la experiencia de compra sea buena”, continuó Carlos.

Pero eso es solo el comienzo. Este binomio también aspira a ser un puente cultural entre la isla y los que viven fuera, para a través de él “mantener nuestra cultura viva, generación tras generación”, con especial atención en niños de ascendencia boricua que nacen fuera del país y cuyos padres anhelan inculcar sus raíces.

“Y a largo plazo, lo que nosotros queremos en realidad es que no solo puertorriqueños lean la literatura nuestra, sino que la lea todo el mundo, que se convierta en un bien preciado. Queremos cambiar la manera en que se percibe la literatura puertorriqueña”, recalcó.

En apenas un mes, Carlos Goyco Blechman y Gerardo Enríquez Rivera han catapultado la venta de libros de autores boricuas, en Puerto Rico y el mundo.

  • Noel Morgado-Santos

    Un gran artículo sobre la iniciativa y perseverancia de dos profesionales emprendedores. Les deseo muchos éxitos.